Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DEL PARTIDO POPULAR

La dirección del PP pide "diálogo y unidad" para cerrar la crisis

"Lo más importante es que ahora haya diálogo y unidad" para cerrar la crisis de Madrid. Éste fue el mensaje que la dirección nacional del PP difundió a mediodía, al conocer que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, anunciaba la retirada de la candidatura de Manuel Cobo para presidir a los populares madrileños. Ese mensaje de "diálogo y unidad" fue desgranado por la tarde por Ángel Acebes en una entrevista en CNN+. "Lo importante ahora es mirar al futuro y hacer un congreso [del PP de Madrid] que se base en el diálogo y la unidad, y tome como referencia el congreso nacional del partido", afirmó Acebes.

Le preguntaron si mantenía que "los personalismos no salen gratis", tal como proclamó el sábado. Contestó: "He pedido a mis compañeros de partido que se anteponga siempre la cohesión y los intereses generales a los particulares". A primera hora de la mañana, en la cadena Cope, antes de conocer la retirada de la candidatura de Cobo, Acebes fue más rotundo en su respuesta a esa misma pregunta de si "los personalismos se pagan". Allí replicó: "Sí, sin ninguna duda. Lo dije y además lo mantengo. Yo creo que en política se está por ideas, por convicciones, para defender principios, y una de las señas de identidad del PP es la unidad y cohesión, y anteponer los intereses generales por encima de cualquier otro".

Sin diferencias internas

Por la tarde, más conciliador, afirmó que su "objetivo" ahora es que la dirección regional que salga del cónclave de Madrid "se ocupe de hacer propuestas y de trabajar para resolver los problemas de los madrileños". Acebes subrayó que "no hay diferencias internas en el PP" y que "no habrá" consecuencias contra Gallardón por su candidatura fallida. "Alberto Ruiz-Gallardón es y sigue siendo una persona muy importante en el PP, que seguirá teniendo una labor muy significativa y seguirá aportando los muchos valores que tiene", respondió en CNN+.

Durante el día, distintas fuentes de la dirección nacional del PP enfatizaron que "el problema" con el que se había topado Ruiz-Gallardón con la candidatura de Cobo "es que este partido considera un gran activo su unidad y cohesión interna y, por tanto, castiga la disidencia". Uno de los secretarios ejecutivos puso como ejemplo de ese "castigo a la disidencia lo ocurrido hace una semana en Galicia", donde finalmente los rebeldes de Ourense, con José Luis Baltar a la cabeza, dieron marcha atrás. Otro miembro de la dirección manifestaba su "estupor" porque el alcalde haya planteado un "órdago sin haber medido mínimamente sus fuerzas". Este dirigente asegura que "tras medirlas en la noche del miércoles, continuar con la candidatura sólo habría servido para dañar al partido sin lograr nada a cambio. Y Alberto es inteligente y no iba a hacer algo así".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004