Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEV atribuye a una federación el mal uso de fondos del Forcem

La Confederación Empresarial Valenciana (CEV) rechazó ayer cualquier irregularidad derivada de la gestión de la subvención de 1.166.000 euros que recibió en 2002 para gestionar cursos de formación continua y redujo la supuesta reclamación formulada por la Fundación Tripartita para la Formación Continua (antigua Forcem) el pasado mes de junio a una liquidación provisional cuyas incidencias se habrían subsanado desde entonces. Un portavoz de la patronal, sin embargo, apuntó que la Federación de Empresas Turísticas y Medio Ambiente habría dejado de justificar parte de las subvenciones recibidas. El mismo portavoz recordó que la última junta directiva de la CEV, celebrada la semana pasada, acordó expulsar de su seno a la Federación de Empresas Turísticas.

La propuesta de liquidación provisional presentada por el organismo vinculado al Ministerio de Trabajo en junio consideraba justificado el destino de 520.000 euros. Dejaba pendientes de justificar otros 640.000. La CEV subrayó ayer, a través de un comunicado, que la liquidación provisional no llevaba implícita ninguna reclamación y redujo el desfase a un caso habitual en los trámites administrativos.

La nota de la CEV atribuye el desfase al mecanismo de notificación y asegura que cerca del 70% de los cursos pendientes de justificar en la primera liquidación fueron debidamente aclarados poco después.

Severidad

El resto de las incidencias, según la nota de la CEV, responde a problemas derivados de errores humanos. La patronal provincial afirma que "no ha dejado de realizarse ninguno de los cursos justificados" y sostiene que había comunicado a Forcem todos los casos que obligaron a anular cursos previstos.

La CEV lamenta que un procedimiento administrativo sea utilizado "para cuestionar la honorabilidad de la organización y de sus responsables".

La severidad de la nota deriva de los problemas que la patronal arrastra a raíz del uso indebido de fondos para formación recibidos entre 1993 y 1995. La semana pasada, la junta directiva de la CEV conoció la sentencia definitiva del Tribunal de Cuentas que reclama a la patronal 540.000 euros que concedió el Forcem en ese periodo y cuyo destino nunca se justificó.

La patronal mantiene vivo un pleito paralelo planteado por la Generalitat Valenciana a raíz de los desfases en la justificación de los fondos recibidos entre 1993 y 1995.

Las diferencias entre el Forcem y la patronal sobre la liquidación de subvenciones se reprodujeron hace un año, cuando el organismo estatal reclamó a Cepymeval, la patronal de la pequeña y mediana empresa, una importante cuantía. Cepymeval derivó el grueso de la reclamación a la Federación de Empresas Turísticas y de Medio Ambiente, apartada de la CEV la semana pasada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004