El acusado de asesinar a las dos policías declara a la juez que acudió al piso a recoger un paquete

Pedro Jiménez negó ayer haber asesinado a las dos policías en prácticas en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). El único acusado por el crimen, contra el que se acumulan las pruebas, se declaró ayer inocente ante la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de L'Hospitalet. Jiménez, de 35 años, reconoció que estuvo en el domicilio de las dos agentes en la mañana en la que se produjeron los asesinatos porque le habían comunicado que en esa dirección había un paquete para él que tenía que recoger, según fuentes judiciales que cita Ràdio Barcelona, de la cadena SER. El acusado, según declaró, subió al piso y se marchó rápidamente en cuanto le dijeron que no había ningún paquete. Su estancia en la vivienda ya la había reconocido el día anterior a los Mossos d'Esquadra.

Más información
La juez decreta prisión provisional para el presunto asesino de las dos policías

Jiménez fue trasladado desde la comisaría al juzgado a las 13.00. Su declaración se alargó durante casi cuatro horas (desde las 15.45 hasta las 19.30). En todo momento defendió su inocencia, aunque no llegó a dar ninguna coartada verosímil, según fuentes judiciales. "No sé qué ha dicho cuando yo no estaba presente, pero no tiene ningún valor. Mientras yo estaba, siempre ha negado su autoría", aclaró su abogado, Juan Manuel Escutia, que reveló que su defendido "se mostró sereno y en ningún momento se desmoronó". El letrado no quiso dar más detalles por estar el caso bajo secreto de sumario.

A las 21.00 fue conducido ante la juez Mustafá Kamel, el ciudadano turco en cuya casa de Girona fue apresado Jiménez. En principio, sobre Kamel pesan acusaciones por encubrimiento.

Tras esta declaración, la juez tenía previsto convocar la preceptiva vistilla, con la presencia de ambos abogados y el fiscal. Éste ha solicitado la prisión incondicional para Jiménez, al que acusa de dos delitos de homicidio, uno de robo con intimidación, otro de incendio y otro de quebrantamiento de condena. La inclusión del delito de violación dependerá de los resultados de la autopsia. La contundencia de las pruebas hace pensar que la juez dictará prisión incondicional.

Entre ellas destaca el cuchillo de 15 centímetros de hoja y las zapatillas con manchas de sangre encontradas en el lavabo de un céntrico restaurante barcelonés. La policía afirmó que pertenecían al acusado. Además, a éste se le cayó en el domicilio de las víctimas un papel en el que estaba escrito a mano su número de móvil. Y según informaba ayer El Periódico de Catalunya, las cámaras del metro le habían grabado a las 10.00 del martes, poco después de los asesinatos, en la estación de Bellvitge, a escasos 200 metros de la vivienda.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Probablemente, las evidencias que le sitúan en el lugar del crimen le hicieron cambiar el sábado su declaración ante los mossos. Jiménez sólo reconoció haber pisado el domicilio de las víctimas tras dos horas de interrogatorio intenso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS