Reportaje:

Silicio o neuronas

Los tres mejores programas informáticos de ajedrez contra tres maestros

No disgusta que el ordenador haga la declaración de la renta, pero persiste el temor a que una máquina sea el mejor ajedrecista. Tres jugadores de silicio, Fritz, Junior e Hydra, se enfrentan en Bilbao de hoy al sábado al búlgaro Véselin Topálov, subcampeón del mundo, y a los ucranianos Ruslan Ponomáriov, ex campeón, y el prodigioso Serguéi Kariakin, de 14 años. Se trata de ver si las computadoras son aún vencibles.

Descartada la fuerza bruta -programar todas las partidas- porque todavía no existe un cerebro artificial que calcule tantas posibilidades, un 1 seguido de 123 ceros, los creadores de Fritz, Junior e Hydra intentan que jueguen de modo parecido a un gran maestro: que completen el cálculo bruto con conceptos generales: si el rey rival está débil, lo prioritario es atacarlo.

Más información

Pocos segundos suelen ser suficientes para que un gran maestro sepa cuál es el mejor plan en una posición determinada y descarte por simple intuición más del 90% de las jugadas. Pero enseñarle eso a un ordenador es muy difícil. Por ello asombra que Junior haya comprendido la rentabilidad de sacrificar uno o dos peones a cambio de un ataque a largo plazo. El campeón mundial de programas lo hizo contra el ruso Gari Kaspárov, con quien empató (2003). Fritz también igualó con Kaspárov (2003) y con su sucesor en el trono, el también ruso Vladímir Krámnik (2002). Hydra, más moderno, es el que más se parece a Deep Blue, que ganó a Kaspárov (1997). Eso sí, lo esencial de esos duelos fueron los errores humanos. Partidas en directo: www.ajedrezbilbao.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de octubre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50