El juicio contra el supuesto patrón de la patera de Rota será en noviembre

El obispo de Cádiz denuncia la exclusión de los inmigrantes

La Audiencia Provincial de Cádiz fijará para noviembre el juicio contra el supuesto patrón de la patera que naufragó frente a la costa de Rota el 25 de octubre de 2003. En el naufragio perdieron la vida, al menos, 37 inmigrantes. La situación de los inmigrantes ha sido denunciada por el obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, que lanza hoy un mensaje contra su exclusión en una carta pastoral.

El acusado, el marroquí Hamic Chejchih, de 25 años, se enfrenta a una petición del fiscal de 117 años de cárcel como presunto autor de 37 delitos de homicidio por imprudencia y tráfico de inmigrantes. El caso será visto por la Sección Primera de la Audiencia de Cádiz. El tribunal estará presidido por el juez Lorenzo del Río, según informó ayer Diario de Cádiz.

El imputado se encuentra retenido, en prisión preventiva, en el centro carcelario Puerto 2, de El Puerto de Santa María, a pesar de que su abogado defensor negó las imputaciones y desvinculó a su cliente de los hechos. Sin embargo, contra Chejchih pesa el testimonio de un superviviente de la patera y pruebas circunstanciales, como un traje de neopreno para protegerse de las bajas temperaturas del mar, que fue encontrado en su maleta en el momento de su detención. La policía española interceptó al acusado en el muelle de Algeciras cuando pretendía regresar a Marruecos tres días después del naufragio.

La causa contra el supuesto patrón es la única que prosperó en la vía penal en el caso de la patera naufragada, la mayor tragedia de la inmigración registrada en España. El juzgado de Rota, que instruye la causa, consideró que no hay pruebas suficientes para imputar a los responsables españoles del rescate un delito de omisión en el deber de socorro, a pesar de que los equipos de salvamento no se activaron hasta pasados 52 minutos desde la llamada de auxilio.

"Drama humano"

El obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, dirige hoy a las administraciones públicas, con motivo del Día de las Migraciones, un mensaje muy crítico sobre el "drama humano" que, a su juicio, sufren miles de inmigrantes que permanecen en España en situación irregular y que son víctimas de la explotación laboral y de la economía sumergida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Hay una bolsa importante de trabajadores inmigrantes en situación de irregularidad documental que les aboca al sufrimiento y a la más absoluta desprotección con el riesgo de la exclusión o de ser mano de obra clandestina a merced de la economía sumergida", denuncia el obispo en la carta pastoral que, bajo el título Las Migraciones en un mundo justo y en paz, presenta a su diócesis.

"Es uno de los problemas más graves y que requieren de una solución urgente (...) desde las claves de la justicia, la dignidad y la solidaridad", señala Ceballos al Gobierno central. El obispo insta a la sociedad gaditana a no permanecer "indiferente" ante las condiciones "tan infrahumanas" que sufren estos inmigrantes para acceder a las costas españolas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS