Fernández Pujals presidirá Jazztel tras pagar 61 millones por el 24,9%

Las acciones de la operadora se disparan un 31,7% en Bolsa

Primero pizzas y ahora telecomunicaciones. La receta puede parecer inverosímil, pero el antiguo dueño y fundador de Telepizza, el cubano Leopoldo Fernández Pujals, se convirtió ayer en socio de referencia y presidente de Jazztel, una operadora al borde de la quiebra, al pagar 61,8 millones de euros por el 24,9% del capital de la compañía. El mercado acogió la noticia con una feroz escalada de Jazztel del 31,7% hasta cerrar en 0,38 euros. El empresario pagó 0,256 euros por acción.

Más información

"A los que estaban a la espera de que Jazztel declarara la bancarrota, les tengo que decir que se les ha pasado el arroz", sentenció ayer Fernández Pujals, que ayer volvió a la luz pública durante una conferencia de prensa para presentar su adquisición del 24,9% de la operadora y sus planes para la compañía. Jazztel, una operadora con persistentes problemas financieros, por su parte, recibió un balón de oxígeno a través de la decisión de este empresario de asumir el reto de sacar la compañía adelante y desembolsar 61,8 millones de euros.

El precio por acción, de 0,256 euros por título, es el promedio de la cotización de las 20 últimas sesiones. La CNMV suspendió la cotización el martes, cuando la operadora registraba una subida del 12%, ante la inminente entrada del nuevo socio. Fernández Pujals, de nacionalidad estadounidense y veterano de la guerra de Vietnam, ingresó en 1999 más de 300 millones de euros por la venta del 30,25% de las acciones de Telepizza, la cadena de comida rápida que nació en 1987.

Publicidad

El empresario aseguró que Jazztel crecerá a ritmos superiores a los de Telepizza en los primeros años, gracias a una campaña publicitaria de carácter masivo. "Muchos anuncios en la televisión, ésa es la estrategia" dijo. Jazztel invertirá en publicidad una cifra todavía sin definir, pero que podría acercarse a los 30 millones de euros al año, aunque Fernández Pujals aseguró que no pondrá un límite a la hora de dedicar fondos a los anuncios. La compañía todavía no tiene un plan de negocios definido, pero éste saldrá a la luz en los próximos 30 días. Lo que sí ya está claro es el nuevo eslogan de la campaña publicitaria de Jazztel: "El secreto está en su red", que recuerda al de "El secreto está en la masa" que popularizó Telepizza hace años.

Para el nuevo socio de referencia de Jazztel, la empresa era un "diamante que no brillaba porque todos estaban a la espera de que quebrara". Con su entrada, sin embargo, la empresa conseguirá utilizar sus infraestructuras, dijo Fernández Pujals. La operadora ha invertido 600 millones de euros en su red. La red de fibra óptica que ha desplegado por toda España le permitirá a la compañía competir con los grandes, según Fernández Pujals. Y además, el empresario dijo tener otras inversiones, "a punta de caramelo", aunque prefirió no especificar en qué otras empresas estudia tomar participaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de septiembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50