Crítica:Crítica
i

La ficción y sus hechos

Per Olov Enquist

Un magnetizador en esta historia es alguien que mediante imanes consigue manipular el fluido invisible del cuerpo humano. La pretensión de quien hace esto es sanar enfermedades. Un magnetizador avanzado puede utilizar sus manos en vez de imanes. Franz Anton Mesmer (1734-1815) fue un reconocido oficiante de este tratamiento. En la novela de Per Olov Enquist el protagonista se llama Friedrich Meisner y, como el original curandero, sanará, seducirá, y será aplaudido y cuestionado.

Per Olov Enquist (Suecia, 1934) es un autor cuya obra se inspira en hechos reales que convierte en germen de ficción, pues lo que escribe no es novela histórica, aunque utilice datos señalados como reales. Lo que inventa le sirve para desentrañar el comportamiento de quienes en otro tiempo fueron. Rudolf Hess, August Strindberg o Johann Struensee, el médico del rey de Dinamarca, han sido los protagonistas de obras como Los legionarios o La visita del médico de cámara.

EL QUINTO INVIERNO DEL MAGNETIZADOR

Per Olov Enquist

Traducción de Martin Lexell

y Cristina Cerezo

Destino. Barcelona, 2004

208 páginas. 19,50 euros

El quinto invierno del magnetizador se publicó en 1964 y supuso el descubrimiento del autor. Su prosa penetrante y áspera resulta tan atractiva como incómoda en la descripción de patologías, en el tono sensual del tratamiento y en el sometimiento del paciente. En cierto momento se señala "un reconocimiento al fraude como obra de arte" y de esto trata la novela. En ella está el narrador que va señalando a Meisner como hombre oscuro, orgulloso de su propia capacidad de seducción. Su contrapunto es Claus Selinger, un representante de la medicina oficial, autor de un diario personal que duerme sus dudas a causa del agradecimiento. Meisner ha curado a su hija de ceguera, si bien: "Ahora ve, pero no sabe nada de lo que ve". El quinto invierno del magnetizador fue trasladada al cine por Morten Henriksen. Per Olov Enquist también trabajó en el guión de la película Pelle el Conquistador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de septiembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50