Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión autonómica canaria retira los contenidos de crónica rosa para la próxima temporada

La crónica rosa desaparece de Televisión Canaria, que los próximos días presenta su parrilla para la temporada 2004-2005. De momento, la cadena autonómica suprime su magacín estrella de las mañanas, La guagua, y lo sustituye desde el lunes por Mira cómo va, un espacio de gastronomía y zapeo de Estudio Uno Producciones. También cae la revista de tarde Mi tierra, y ocupa su lugar un formato de DobleDiez en el que la actualidad es tratada con "humor blanco, desenfadado y no sexista", según Francisco Moreno, director general del ente público. "No es ninguna cruzada, ni nadie nos lo ha pedido", aclara Moreno, pero "vamos a ofrecer contenidos competitivos sin caer en la degeneración de la actual crónica social". "Nos separamos de ellos radicalmente", porque, añade, "una cosa es la crónica de sociedad y otra la de la última temporada, donde es difícil distinguir la información del cotilleo, del rumor, del infundio y el deterioro".

La autopromoción que estos días emite la cadena ya avanza esta filosofía. Con la pantalla en negro, mientras se escuchan los gritos de una tertulia rosa, una voz en off dice: "Hay televisiones que no tienen corazón". Después, el locutor prosigue, con un fantástico paisaje de las islas como fondo: "Nosotros sí lo tenemos".

La medida responde a una decisión del Consejo de Administración de la Radiotelevisión Canaria, que acordó el pasado mes de julio prescindir de todo tipo de contenido rosa en su programación. "Ya éramos la única cadena generalista, junto a TVG, que respetábamos la franja infantil [de 6.00 a 22.00]", recuerda Moreno, y, ahora, "sólo hemos dado un paso necesario". El responsable del canal público reconoce que esta apuesta "puede salir bien o mal, pero nos creemos capaces de ofrecer una televisión distinta comercialmente competitiva".

Por otra parte, Moreno considera que Entra en mi vida -un reality show de formato similar a una producción de la vasca ETB-, donde dos canarios de profesiones y clases sociales diferentes cambian sus roles por un día, "ayuda a profundizar y conocer mejor a la sociedad canaria sin necesidad de hurgar en la vida íntima de nadie".

La cadena autonómica mantiene en la parrilla los dibujos animados Shin Chan. "Cumplimos con el informe del Consejo Audiovisual de Cataluña, que la consideró una serie no violenta, no sexista y que, identificada para mayores de 13 años, emitimos a las 20.30, cuando los telediarios han repetido hasta la saciedad la imagen de dos cadáveres colgando del puente de Faluya; no se puede trasladar a la televisión la responsabilidad de los padres", justifica Moreno. [Los expertos consultados por el Consejo Audiovisual de Madrid concluyeron en diciembre que Shin Chan debería excluirse de la programación de Telemadrid o, en todo caso, emitirla después de las 22.00].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 2004