Camps apunta el crecimiento económico como "primera premisa" de la tarea del Consell

Zaplana, Ripoll y Giner subrayan el carácter integrador de la remodelación del Gobierno

La prosperidad de los valencianos constituirá la "primera premisa" de todas las actuaciones del nuevo Consell, según explicó Francisco Camps, presidente de la Generalitat, en una breve alocución posterior al acto de toma de posesión del vicepresidente y los tres consejeros que se incorporaron ayer a su equipo. Los tres nuevos consejeros asumen áreas de evidente calado económico como son Empresa, Ciencia y Universidad, un nuevo departamento que subsume el área de Industria; Turismo, otra consejería de nueva creación que cubre una vieja aspiración del sector; y Agricultura.

Camps, que subrayó el jueves el cambio de Gobierno en Madrid como una de las claves de la remodelación del Consell, destacó ayer que "la prosperidad y la democracia" exigen "apostar fundamentalmente por los sectores que producen bienestar y empleo".

La creación de la Consejería Empresa, Ciencia y Universidad, que asume el rector de la Universidad Politécnica de Valencia, Justo Nieto, constituye un primer revulsivo para devolver el pulso a la industria valenciana, muy vulnerable a los problemas coyunturales debido a su escasa especialización y desarrollo tecnológico. La Universidad Politécnica es la institución que más gasto en Investigación y Desarrollo, una de las más graves carencias del tejido industrial valenciano, ha generado en la Comunidad Valenciana -más de cincuenta millones de euros en 2003.

La nueva Consejería de Turismo, que asume Milagrosa Martínez, la alcaldesa de Novelda, responde también a la necesidad de impulsar un sector clave para la economía valenciana, un sector que genera en la actualidad un 11% del PIB regional pero que también es vulnerable ante la creciente competencia internacional.

La incorporación de Juan Cotino al área de Agricultura cierra la vertiente económica de la remodelación. Cotino inició su carrera en el sindicalismo agrario, cuando era propietario de una explotación ganadera, y siempre ha sido reconocido por su dedicación.

Rafael Ferrando y Rafael Montero, presidente y secretario general de Cierval, la patronal autonómica, no ocultaron su satisfacción por la remodelación del equipo de gobierno momentos después de la toma de posesión de los nuevos consejeros.

También se mostró pletórico Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, quien calificó los cambios como "acertados" y afirmó que Camps "sabe de quién quiere rodearse". Tanto el vicepresidente, Víctor Campos, como los dos consejeros que gestionan mayores presupuestos, los de Sanidad, Vicente Rambla, y Cultura y Educación, Alejandro Font de Mora, son de Castellón.

El nuevo Consell, además, parece haber actuado como un bálsamo para apaciguar la situación interna del PP a tenor de los comentarios vertidos por varios dirigentes del partido.

Eduardo Zaplana, portavoz en el Congreso y predecesor de Camps al frente de la Generalitat y de la organización regional del PP, afirmó que la remodelación del Consell "será para bien y ayudará a trasladar la imagen de unidad y eficacia que los ciudadanos siempre han percibido en el PP". Zaplana deseó a Camps "los mayores éxitos" y expresó su confianza en el liderazgo del presidente regional "para mantener el partido absolutamente unido".

José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación de Alicante, secretario general del partido y protagonista de algunos de los más agrio enfrentamientos en el seno de la organización, calificó la reorganización del Consell como "acertada, positiva e integradora". Ripoll añadió que la remodelación "va en el buen sentido y busca reforzar un proyecto de partido unido donde todos tenemos sitio".

Fernando Giner, presidente de la Diputación de Valencia y uno de los dirigentes institucionales más críticos hacia el presidente regional del partido, fue aún más lejos cuando afirmó que los cambios son "muy positivos, acertados y esperanzadores al abrir una vía de integración que, de tener su reflejo en el ámbito del partido, supondría, sin duda, la superación de las dificultades vividas en los últimos meses".

"Ingredientes de futuro"

La incorporación de Justo Nieto, rector de la Universidad Politécnica de Valencia, al nuevo Consell de Francisco Camps al frente de un área por definir que nace bajo la rúbrica de Empresa, Ciencia y Universidad constituye la apuesta más arriesgada y más innovadora del presidente de la Generalitat. Mientras representantes sindicales condenaban ayer la desaparición del área de Industria, un alto portavoz empresarial celebró la incorporación de Nieto: "Representa lo que venimos pidiendo desde hace tiempo", en alusión a la necesidad de impulsar la transferencia de tecnología al tejido industrial valenciano.

El decano de los rectores españoles ha convertido la Universidad Politécnica de Valencia en una auténtica fábrica de innovación que maneja un abultado presupuesto en el área de investigación.

El encaje de Nieto en la maquinaria de la Administración constituye una incógnita, pero el nuevo consejero aseguró momentos después de su toma de posesión que su departamento "maneja ingredientes de futuro muy interesantes que, conjugados, son un instrumento de progreso y futuro de muchas posibilidades".

Al margen de la propia consejería, Nieto gestionará el Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa (Impiva); la Sociedad de Promoción Industrial (Sepiva) y el Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex), tres empresas públicas que ofrecen grandes posibilidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de agosto de 2004.

Lo más visto en...

Top 50