Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liverpool ficha a Xabi Alonso tras el acuerdo con la Real

Las idas y vueltas de Xabi Alonso, el centrocampista internacional de la Real Sociedad, en el mercado de fichajes, concluyeron ayer al anunciar el club donostiarra el acuerdo definitivo con el Liverpool para el traspaso de su jugador más significativo, que se convierte en el segundo más importante del club (tras Kovacevic al Juventus) en su historia. El contrato se firmará en cuanto el futbolista, que hoy juega con España ante Venezuela, dé el visto bueno a los documentos aunque su representante, Iñaki Ibáñez, ya adelantó ayer que por parte de Xabi Alonso "está todo cerrado". El jugador donostiarra podría viajar el sábado a Inglaterra para presenciar el partido que su nuevo equipo juega en Anfield frente al Manchester City.

Las cifras del traspaso no han trascendido, pero la negociación ha estado siempre en una horquilla entre los 16 millones de euros, ofrecidos por el Liverpool, y los 18 solicitados por la Real. El equipo español pretendía establecer un fijo de 14 millones y otros cuatro variables, en función del rendimiento del jugador, según criterios que se desconocen.

Xabi Alonso, a quien había pretendido el Real Madrid -con quien la Real no alcanzó un acuerdo tras múltiples contactos- era el futbolista elegido por el Consejo de Administración para sanear, con su traspaso, el déficit del club, cifrado en unos 6 millones de euros. Contando con ello, la Real se apresuró a fichar a Arteta, del Glasgow Rangers, como sustituto del jugador internacional.

Rafa Benítez, técnico del Liverpool, ya había ahondado en las necesidades de su nuevo equipo, al afirmar que "sólo con ingleses no se gana la Liga", sugiriendo la necesidad de reforzar el equipo. La venta de Owen al Real Madrid ha permitido al Liverpool ingresar el dinero necesario para hacerse con los servicios del jugador español, un futbolista de características adecuadas para el fútbol británico.

Descartado el Real Madrid (que negociaba con Vieira y finalmente optó por Owen), los clubes ingleses eran los más adecuados para satisfacer los deseos económicos de la Real. La decisión, sin embargo, ha generado una polémica importante en San Sebastián, donde la afición teme que la Real vuelva a ser el equipo vendedor de anteriores décadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 2004