Reportaje:EMPLEO Y FORMACIÓN

18.000 cuentas por Internet

Las empresas empiezan a utilizar el servicio del registro para enviar sus estados financieros

Las largas colas ante los registros para depositar las cuentas de las empresas pueden pasar a la historia. Las compañías pueden cumplir con esta obligación legal a través de Internet desde el año pasado. Pero si entonces sólo 1.200 firmas, las más avanzadas en el uso de la tecnología, participaron en el proyecto piloto de los colegios de registradores, este ejercicio el sistema ya está plenamente operativo y ese número se ha incrementado de forma significativa. Los responsables del proyecto calculan que en el periodo actual, que terminó el viernes pasado, alrededor de 18.000 compañías de las 800.000 que deben presentar sus cuentas en los registros han utilizado el servicio.

Las empresas estaban acostumbradas a cumplir con la obligación legal de depositar las cuentas enviándolas por correo. Desde hace unos años podían cumplir este trámite grabando toda la información en un disquete de ordenador, lo que les suponía importantes ahorros de papel. Internet permite además ahorrarse el coste del correo o mensajero y mucho tiempo.

"El crecimiento ha sido exponencial y el año que viene se va a disparar", asegura el director del servicio de certificación

Para enviar las cuentas de forma telemática las compañías deben cumplir algunos requisitos. El más engorroso es de obtener una certificación electrónica que asegure que quien envía la información es quien dice ser. El único que puede proveer este documento es el Servicio de Certificación de los Registradores, que hasta el momento ha emitido menos de 10.000 certificaciones. Este número es inferior al de usuarios del servicio, porque en muchos casos se trata de gestorías que trabajan para varias empresas.

"El crecimiento en el número de empresas que envían sus cuentas telemáticamente ha sido exponencial", asegura el director del servicio, Arjan Sundardas, quien se muestra confiado: "el año que viene se va a disparar". El reto, admite el director general del Servicio de Certificación de los Registradores, es que las empresas se doten de firma electrónica y que "prueben" el sistema. "Si lo hacen se darán cuenta de lo sencillo que es".

Si eso ocurre, las colas ante los registros mercantiles, típicas de los periodos de cierre de cuentas, pueden desaparecer para siempre.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Amaya Iríbar

Redactora jefa de Fin de Semana desde 2017. Antes estuvo al frente de la sección de Deportes y fue redactora de Sociedad y de Negocios. Está especializada en gimnasia y ha cubierto para EL PAÍS dos Juegos Olímpicos y varios europeos y mundiales de atletismo. Es licenciada en Ciencias Políticas y tiene el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS