Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento dragará el río durante las obras de la M-30

La Confederación Hidrográfica quiere evitar inundaciones

El Ayuntamiento de Madrid ha realizado un amplio informe, a petición de la Confederación Hidrográfica del Tajo, sobre la repercusión que la reforma de la M-30 tendrá en el río Manzanares, cuyo cauce va a ser modificado. El soterramiento de esta vía de circunvalación, según los estudios, aconseja adoptar muchas medidas de precaución; entre ellas, dragar el río para evitar posibles inundaciones. Así lo ha confirmado un portavoz de la Confederación.

Todas las obras de acondicionamiento tendrán que ser abonadas por el municipio, pero todavía no se ha cuantificado esta cantidad. En las próximas semanas, los técnicos de Medio Ambiente detallarán las medidas que debe tomar el Ayuntamiento al respecto.

La Confederación sólo vigilará la zona de la obra comprendida entre Marqués de Monistrol y el nudo sur, que corresponde al río Manzanares. Desde el pasado jueves, en la Confederación Hidrográfica del Tajo están depositados 500 folios encuadernados en dos tomos con todos los estudios técnicos que este organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente ha solicitado. La exención de la declaración de impacto ambiental no supone que el Gobierno del Estado y el regional no obliguen al Ayuntamiento a extremar las medidas ambientales de este proyecto que tantas críticas ha levantado entre los partidos de la oposición (PSOE e IU) y los grupos ecologistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004