Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

46.000 agentes vigilan en tres días cerca de 5,5 millones de viajes

Tráfico duplica el número de controles de velocidad respecto al año pasado

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil al completo vigila el primer fin de semana de la Operación Salida de agosto, durante el que la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé 5,5 millones de desplazamientos. Hasta las ocho de la tarde de ayer, una persona había muerto en Barcelona en una jornada en la que no se registraron grandes retenciones. Tráfico doblará el número de controles de velocidad respecto a 2003 hasta los 2,5 millones.

El único accidente mortal ocurrido en las primeras cinco horas de la Operación Salida tuvo lugar poco antes de las siete de la tarde en la C-31 a la altura de Vilanova i La Geltrú, informa Efe. Se desconoce la causa del accidente, que se produjo cuando un camión de grandes dimensiones y un coche chocaron frontalmente, provocando la muerte del conductor del turismo.

La jornada se preveía caótica en lo que a la circulación se refiere, debido a que el final de mes -principio de las vacaciones para millones de españoles- coincidía en fin de semana. Tráfico prevé que a lo largo de estos tres días se desplacen unos 5,5 millones de vehículos, una cifra inferior a los siete millones que utilizaron las carreteras el primer fin de semana de julio, cuando comenzó la Operación Salida del verano.

A las ocho de la tarde de ayer, la situación era "la de cualquier otro fin de semana de verano", según la DGT. Había retenciones, sobre todo en las zonas costeras (Comunidad Valenciana, Andalucía y Cataluña) pero no fueron extraordinarias.

La presencia de 46.000 agentes en las carreteras este fin de semana se enmarca dentro de la quinta operación especial que se activa desde el 1 de julio. Además de los guardias civiles, que velarán por que se cumplan las normas de tráfico, este fin de semana se cambiará la política de prevención de accidentes. Estos siniestros han causado 327 muertos y 307 heridos entre el 1 y el 28 de julio, un 8% menos que en el mismo periodo de 2003.

Si a lo largo del mes de julio los dispositivos especiales se vieron reforzados con la instalación de controles de alcoholemia (un 2% de conductores dieron positivo sobre casi 200.000 controles realizados), este mes, la DGT reforzará los controles de velocidad. Habrá alrededor de 1.700 radares, cuya ubicación -aproximada, nunca específica- ha difundido Tráfico en su página web (www.dgt.es). La DGT prevé que estos controles, "que no tienen afán recaudatorio", según afirmó ayer Pere Navarro, director general de Tráfico, vigilen la velocidad de unos 2,5 millones de vehículos a lo largo de este mes, lo que representa aproximadamente uno de cada diez si se cumplen los cálculos de Tráfico.

Además de esta medida, la DGT montará el dispositivo habitual en las operaciones salida más conflictivas. El objetivo, aparte del evidente de rebajar la siniestralidad, es agilizar la circulación, principalmente en la salida de las grandes ciudades, que es donde mayores atascos se producen. Además de los agentes de tráfico de la Guardia Civil, más de 400 funcionarios y técnicos, y 18 helicópteros forman el grueso del despliegue organizado por el Ministerio del Interior. Para dar fluidez a las principales vías, 500 kilómetros de carriles adicionales ampliarán la capacidad de las carreteras más saturadas.

Advertencias de la DGT

En el momento de preparar el desplazamiento, la DGT ofrece las advertencias habituales. Planear el viaje y revisar el coche son las acciones a realizar antes de salir. Otra evidente: se recomienda evitar las horas de mayor afluencia de vehículos (la mañana de hoy y la tarde del domingo). Una vez en la carretera, se recuerda la importancia de adecuar la velocidad a la vía, no beber alcohol -las principales causas de accidentes- y parar para descansar cada dos horas, ya que el agotamiento, y las distracciones, son otras de las causas principales de accidentes. El uso del cinturón de seguridad, se recuerda desde Tráfico, salva muchas vidas.

La DGT no está sola a la hora de aconsejar buenas prácticas de conducción a los automovilistas. Tanto la Cruz Roja como el Colegio de Médicos de Madrid tratarán de concienciar a los que van al volante de la importancia de la prudencia en la carretera informando, en las gasolineras, sobre los riesgos que conlleva viajar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004