Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turbulento comienzo de rodaje del quinto año de 'CSI'

Los Ángeles< / b>

CSI: Las Vegas comienza hoy el rodaje de su quinta temporada en medio de las incertidumbres provocadas no sólo por las exigencias salariales de miembros del reparto, sino por los posibles problemas de salud de su protagonista, William Petersen. En una semana, la serie con más éxito de la televisión estadounidense perdió a dos de sus actores, Jorja Fox y George Eads, sólo para volverlos a contratar de nuevo días más tarde. La vida de sus personajes, Sara Sidle y Nick Stokes, respectivamente, quedó en el aire ante el fulminante despido de los actores cuando no acudieron al trabajo el miércoles pasado, una ausencia que se relacionó con sus demandas de un aumento de sueldo. Las quejas del público se dejaron escuchar en Internet, donde páginas como www.petitionspot.com incluyeron una sección reclamando la vuelta de ambos actores (o al menos de Fox, dado que, a juicio de muchos de los internautas, el trabajo de Eads no es tan importante). Y ante los rumores de nuevos fichajes, lo único cierto es que Eric Szmanda (Greg Sanders) dejará su bata de ratón de laboratorio para convertirse en detective, mientras que Reiko Aylesworth, conocida como Michelle en la serie 24, se incorpora al equipo de forenses al mando del microscopio vacante.

La vuelta a sus puestos de Fox y Eads viene precedida de públicas muestras de arrepentimiento por lo que el actor afirma que fue un "malentendido" y tras aceptar, no tan públicamente, el mismo sueldo de 100.000 dólares por episodio (82.712 euros) que ganaban en la temporada pasada, un salario que ni tan siquiera tiene que ver con los 120.000 dólares por capítulo que llegó a ofrecerles la cadena CBS antes de echarse atrás.

Una dura política salarial para la serie dramática que genera más beneficios de la televisión estadounidense y que ha dado pie a otras dos franquicias como CSI: Miami, con dos temporadas ya de éxito, y CSI: Nueva York, que se estrena este año con Gary Sinise como protagonista y con la Gran Manzana como telón de fondo. AXN (dial 22 de Digital + y cableoperadores) las trae a España y Tele 5 posee la exclusiva para la emisión de las tres en abierto.

Si los despidos de Fox y Eads causaron conmoción, la incertidumbre es aún mayor ante las informaciones de que Petersen, de 51 años, puede ser víctima de una dolencia cardiaca. El actor que interpreta al popular Gil Grissom también estuvo ausente la pasada semana de los estudios donde se preparaba el rodaje de CSI, pero a él nadie le pidió cuentas. Con un sueldo de 350.000 dólares por episodio -que incluye su porcentaje como productor-, el intérprete también está buscando un aumento salarial, pero según confirmó su portavoz, Jennifer Allen, "Billy permaneció en casa por temas relacionados con su salud". Un punto sobre el que la cadena de televisión ha guardado un mutismo total, quizá preocupada por la posibilidad de perder el corazón de esta franquicia millonaria. Al menos Marg Helgenberger y Gary Dourdan -Catherine Willows y Warrick Brown en la serie- no parecen tener ningún problema adicional en este conflictivo comienzo de rodaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 2004