Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruz Roja casi duplica la atención a inmigrantes en Granada este año

Los desembarcos clandestinos se alejan del litoral gaditano

La Cruz Roja ha atendido en lo que va de año a 795 inmigrantes indocumentados llegados a la costa de Granada, cifra que casi duplica la registrada en el mismo periodo del año pasado, en el que la organización humanitaria asistió a 425. El aumento obedece al desplazamiento de los desembarcos de pateras, que se están alejando del litoral gaditano hacia otro puntos de la costa menos vigilados.

Cruz Roja achaca el aumento de las llegadas al cambio de ruta de los inmigrantes ante el incremento de la vigilancia en las costas de Cádiz con la implantación del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), lo que ha podido propiciar el desvío hacia el litoral granadino, en opinión de Angeles Fernández, coordinadora del Equipo de Respuesta Inmediata de Emergencias (EIRE) de atención al Inmigrante.

Las 795 atenciones prestadas por la Cruz Roja en la costa granadina se realizaron entre enero y el pasado 30 de junio, últimos datos disponibles de la organización humanitaria, que en el mismo periodo del año pasado asistió a 425 inmigrantes indocumentados. El subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, mostró su convencimiento de que la próxima entrada en funcionamiento del SIVE en la costa granadina, prevista para finales de año, contribuirá a disminuir la entrada clandestina de inmigrantes.

Cruz señaló que el aumento "no es preocupante" porque se sitúa en estos momentos en el 50% del número de inmigrantes -unos 1.900- llegados al litoral granadino el año pasado.

El subdelegado del Gobierno en Granada dijo que aunque la tendencia se mantenga finalmente al alza, que es la evolución actual, pese a suponer una llegada "excesiva" de inmigrantes, se encuentra en los términos del año pasado de momento.

En los últimos dos años se han reducido el número de pateras interceptadas en las costas de Cádiz, mientras que se han duplicado las capturadas en las costas de Granada durante el mismo periodo. Este dato muestra que el Sistema de Vigilancia Electrónica (SIVE), instalado por la Guardia Civil en la zona occidental del Estrecho, ha obligado a los traficantes de personas que zarpan desde Marruecos a desplazar sus rutas hacia Andalucía oriental y a buscar nuevas vías para su negocio.

En los cinco primeros meses del año 2002 fueron interceptadas en las costas de Cádiz 34 pateras, mientras que en el mismo periodo de este año la cifra se redujo a 16. Esto, sin embargo, no se ha traducido en un descenso de los inmigrantes interceptados en el litoral andaluz durante este año, que superan los localizados en 2002, tras el cambio de rutas en las embarcaciones que cruzan el Estrecho con inmigrantes, que está convirtiendo a la costa de Motril en la puerta de entrada de los africanos que tratan de acceder clandestinamente a Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de julio de 2004