Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MANUEL SORIANO | Director general de Telemadrid

"Defiendo el perfil de Yanke a capa y espada"

Después de seis meses al frente de Telemadrid, Manuel Soriano (Badajoz, 1952) asegura que la cadena autonómica ha dado pasos a favor de "una televisión de más calidad". Pero ha visto cómo la audiencia ha bajado del 15,6% que heredó en noviembre de 2003 al 12,9 en junio de 2004.

Pregunta. ¿Ha conseguido Telemadrid su modelo?

Respuesta. No, ni muchísimo menos. Queremos una televisión más informativa, de tensos debates, plurales, y de controversia política. Esto lleva su tiempo. Hemos dado los primeros pasos cambiando los informativos y el resultado es francamente bueno.

P. Algunos informativos, como el de Germán Yanke, han perdido audiencia.

R. La operación hay que verla en conjunto. Telemadrid ha ganado en horas de información. El telenoticias de las 20.30 ha bajado un poco porque es una oferta diferente, de entrevistas, de análisis. Defiendo el perfil del conductor a capa y espada por su trayectoria democrática, profesional y por su capacidad intelectual. En conjunto, ahora hay un mayor número de personas que ve los informativos de Telemadrid.

P. ¿Cree que un canal público debe perseguir la audiencia?

R. Una televisión pública sin público no tiene sentido. Telemadrid debe aspirar a una audiencia considerable, pero no a cualquier precio. Muchas veces se consigue degradando los contenidos. Por ese camino no vamos a avanzar. Nuestra oferta es el entretenimiento digno, la información rigurosa y plural y los debates. La audiencia se consigue con programas de telerrealidad, que aquí no caben, y con series españolas, que son muy caras. Habrá que agudizar el talento porque dinero no tenemos. A Telemadrid no se le puede juzgar como a una televisión nacional en abierto. Tenemos una cilindrada más pequeña. Aspiramos a una audiencia más cualificada.

P. El socialista Rafael Simancas dice que Telemadrid es la televisión de la señorita Pepis.

R. He invitado a los dirigentes socialistas al diálogo y lo que he recibido son agresiones. Lo hacen por intereses partidistas. Esas manifestaciones de Simancas perjudican la estabilidad de la empresa.

P. ¿Es más plural ahora Telemadrid que antes?

R. No querría hacer comparaciones, pero el espacio de Yanke ha demostrado esa pluralidad. De los políticos entrevistados el primer mes el 50% son del PSOE, el 30% del PP y el 10% de IU.

P. ¿El consejo de administración ha pedido a los sindicatos que no interfieran en la línea editorial?

R. A los sindicatos no les corresponde intervenir en la programación. El consejo entendió que era necesario recordarlo a raíz del tema de Mi cámara y yo. Los sindicatos nos acusaron de censura, pero el programa se emitió. El conflicto fue fruto de una discusión profesional sobre la orientación del programa. Daba una imagen de Madrid bastante deprimida, y se pretendía que también reflejara el Madrid moderno y cosmopolita.

P. ¿Por qué ha recurrido a profesionales fuera de la casa para moderar la tertulia Alto y claro?

R. Es una práctica de todas las cadenas. Hay un interés por optimizar los recursos internos, pero Telemadrid no puede ser un coto cerrado que rechace aportaciones profesionales valiosas.

P. ¿Se mantienen los planes de privatización?

R. A medio plazo no se contempla la privatización. No forma parte de la agenda política. El mandato de la presidenta de la Comunidad es hacer una televisión plural, de calidad, incompatible con la telebasura y con la manipulación informativa.

P. ¿Le llama Esperanza Aguirre?

R. Para interferir políticamente, nada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de julio de 2004