Crítica:Crítica
i

Azares que cuentan

Un nuevo encuentro con lo cotidiano, con el día a día y con la naturaleza más familiar es la propuesta de Cecilia Bergamín (Madrid, 1971). Lo hace a través de una serie de fotografías, digitales y a color, después de tres años sin exponer. Son imágenes en las que "la relación disociada" funciona como nexo a partir del cual se tejen narraciones breves, Historias mínimas (título de la exposición). Con ellas busca elaborar una reflexión sobre la voluntad consciente de la mirada, que al actuar sobre los elementos azarosos de la existencia puede terminar convirtiéndolos en actos de creación. Paisajes abiertos, madera, manos, pocas palabras y detalles son los elementos con los que Bergamín construye su discurso.

CECILIA BERGAMÍN

Galería Manolo Rojas

Alcalá, 105. Madrid

Hasta el 20 de julio

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de julio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50