Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia multará esta semana a las eléctricas por pactar precios

Endesa, Iberdrola y Fenosa manipularon el mercado en 2001

El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) tiene previsto notificar entre hoy y mañana a las principales compañías eléctricas españolas (Endesa, Iberdrola y Unión Fenosa) una multa por pactar los precios de la electricidad durante tres días del mes de noviembre del año 2001. El pleno del tribunal comunicará una resolución en la que impondrá una sanción económica que puede situarse entre uno y dos millones de euros.

Las eléctricas vuelven a la actualidad tras los apagones recientes. Y lo hacen con la imposición de una multa por parte del Tribunal de la Competencia (TDC), que está a punto de resolver una denuncia por manipulación del mercado y fijar precios por parte de las principlaes eléctricas. Ha actuado como vocal ponente de la resolución del tribunal Julio Pascual, uno de los más veteranos del órgano sancionador de competencia. El origen de esta multa se produce a instancias de la Comisión Nacional de la Energía (CNE). El 23 de noviembre de 2001 el organismo que preside Pedro Meroño comunicó al Servicio de Defensa de la Competencia que había encontrado indicios de prácticas contrarias a la competencia por parte de las principales compañías eléctricas a la hora de fijar los precios de la luz.

La Comisión Nacional de la Energía pidió al Servicio de Defensa de la Competencia (dependiente del Ministerio de Economía) que investigara si durante los días 19, 20 y 21 de noviembre de 2001 estas compañías retiraron del mercado parte de la electricidad generada por unidades de fuel-gas de forma que los precios medios se dispararon y se situaron en torno a 10 pesetas por kilovatio/hora, un 60% por encima de lo habitual en esos días, unas seis pesetas por kilovatio/hora.

Según se recoge en el informe que elaboró entonces el consejo de la Comisión Nacional de la Energía, los días 19, 20 y 21 de noviembre de 2001 los precios de la electricidad (que se fijan mediante un complejo juego de oferta y demanda) en determinadas horas punta llegaron a situarse en 16,65 pesetas kilovatio/hora y los precios medios, en un 60% por encima de la media, llegando a 10 pesetas el kilovatio/hora.

La información que recogió la comisión y que ha servido de base para la tramitación que ha hecho el tribunal apuntaba a que determinadas compañías generadoras (Endesa e Iberdrola generan el 80% del mercado nacional) ofertaron energía generada en sus unidades de fuel-gas a un precio conscientemente alto. De esta forma, en un primer momento quedaron fuera del mercado mayorista, donde se manejaban ofertas más baratas. Como el juego de la oferta y la demanda cuenta con una repesca diaria a precios más elevados para asegurar que nunca falle el suministro, la energia escamoteada acabó siendo vendida a un precio muy superior al habitual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 2004