Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda exige investigar a fondo el presunto maltrato a presos en la cárcel de Quatre Camins

Los tres partidos que sustentan el Gobierno de Pasqual Maragall (PSC, ICV y ERC) reclamaron ayer al Departamento de Justicia de la Generalitat que se llegue hasta el fondo en la investigación para esclarecer los presuntos malos tratos que sufrieron 28 presos de la cárcel de Quatre Camins tras el motín ocurrido el 30 de abril en el que fue herido de gravedad un subdirector.

La Generalitat remitió su investigación interna a la fiscalía el pasado lunes por si la actuación de los funcionarios fuese delictiva y confirmó que los partes de lesiones de algunos presos ratificaban las supuestas palizas

, por lo que anunció que mantendría la investigación administrativa para depurar responsabilidades.

El portavoz de Justicia del PSC, Álex Masllorens, pidió a los sindicatos UGT y CC OO que "renuncien a una actitud corporativa" y "colaboren para esclarecer" los malos tratos. Del mismo modo, el portavoz parlamentario de ERC, Josep Huguet, reclamó del consejero de Justicia catalán, Josep Maria Vallès, que actúe "con mano firme" y lo haga "a fondo", mientras que el de IC, Joan Boada, exigió que la investigación llegue "hasta las últimas consecuencias".

Por su parte, el portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, acusó al consejero de haber gestionado el caso con "irresponsabilidad y frivolidad" y de "poner en tela de juicio la profesionalidad de los funcionarios". Puig afirmó que el consejero ha dado un "espectáculo" por reconocer los presuntos malos tratos. El representante del PP, Daniel Sirera, calificó "temeraria" la actuación del consejero.

Vallès acudirá al Parlamento para explicar los hechos después de que lo reclamasen ayer CiU, PP e ICV, aunque el portavoz del Gobierno catalán, Joaquim Nada, precisó que la comparecencia se producirá "cuando el Gobierno crea conveniente".

Ignasi García Clavel, director de prisiones durante casi diez años con el Gobierno de CiU, se alineó ayer con la Generalitat y se desmarcó de CiU, partido en el que milita. "Yo no me arrugo ante la defensa de los derechos humanos en las prisiones", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004