Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universitat Catalana d'Estiu se queja de la falta de interés institucional

Las nuevas tecnologías, las relaciones entre la política y la televisión, la ampliación de la Unión Europea, la globalización y las medidas legislativas contra la violencia doméstica son algunos de los temas que se analizarán en la 36ª edición de la Universitat Catalana d'Estiu (UCE), que se celebrará del 15 al 25 de agosto próximos en la localidad francesa de Prada de Conflent y que cuenta este año con un presupuesto de 423.000 euros. Los responsables de la UCE se quejaron ayer, en la presentación de la edición de este año, de la "falta de interés institucional".

"Estamos pasando por un momento de cierta angustia. El cambio de Gobierno ha provocado problemas burocráticos inesperados que han retrasado la confirmación de las subvenciones. Es necesario que las instituciones tengan una mayor sensibilidad", dijo ayer Joan Maluquer, secretario de la UCE, quien anunció que la institución planea ampliar sus instalaciones en futuras convocatorias.

Como en ediciones anteriores, la UCE contará con la participación de un buen número de políticos. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, clausurará los cursos con un debate sobre la eurorregión pirenaica, en el que también intervendrán los presidentes de Aragón y Andorra, Marcelino Iglesias y Marc Forné, respectivamente.

También está prevista la presencia del ex presidente del Gobierno catalán Jordi Pujol, que enumerará en una conferencia los valores que Cataluña puede aportar al futuro, y la del consejero de Comercio, Turismo y Consumo de la Generalitat, Pere Esteve, que participará en un acto sobre cocina e identidad. Los organizadores de los cursos esperan todavía la confirmación de la asistencia de la consejera de Cultura, Caterina Mieras, para hablar de la reciente polémica en torno al Institut Ramon Llull.

En la pasada edición, acudieron a la Universitat Catalana d'Estiu unas 1.500 personas, número que incluye a los profesores, según explicó ayer el secretario de la UCE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004