Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
36º CONGRESO DEL PSOE

Competitividad y empleo de calidad, ejes del modelo económico

El PSOE promete elección directa de alcaldes y más financiación para los ayuntamientos

La ponencia de estrategia y proyecto político que sale del congreso del PSOE es un compendio de los objetivos básicos de este partido para los próximos cuatro años y, por tanto, del Gobierno. El eje fundamental pasa por las reformas económicas. El modelo que aprobó el congreso se basa en una realidad: la deslocalización de las empresas internacionales, que se desplazan a los países con menos costes laborales, puede afectar gravemente a la economía española.

Para afrontar este fenómeno, el PSOE apuesta por un modelo basado no en la reducción de costes, sino en un "aumento de la cualificación de los trabajadores y del capital físico y tecnológico como única fórmula para competir en una economía globalizada". Eso implica también un aumento de la inversión pública en infraestructuras, que ya ha comenzado a prometer la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

Mientras el PP llegó a prometer que España alcanzaría el pleno empleo, los socialistas hablan ahora de alcanzar el "pleno empleo de calidad". Eso implica luchar contra la siniestralidad y especialmente contra la precariedad de la mayoría de los contratos temporales.

Otros ejes del modelo pasan por cuestiones previsibles en cualquier programa socialista: la defensa de la escuela pública para garantizar la igualdad de oportunidades; una política de vivienda que trate de parar la subida de precios a través del mecanismo de ampliar el porcentaje de suelo público de cesión obligatoria a favor de los ayuntamientos, y mejoras en la sanidad, con la novedad de defender la utilización de células madre embrionarias para la investigación.

Uno de los asuntos a los que más interés se ha dedicado en los debates en comisión es el de la crisis financiera de los ayuntamientos. Los socialistas prometen un "ambicioso programa de reformas" para reforzar las Administraciones locales. Los cambios políticos pasan por la elección directa de los alcaldes, que el PSOE defiende desde 2000, y la incorporación de representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias al Senado y al Consejo de Política Fiscal y Financiera, aunque no se especifica cómo.

Los cambios económicos previstos son de mayor calado. "La financiación local es insuficiente y está mal planteada", dice el texto. Aún no se ha compensado a los ayuntamientos por la desaparición del IAE y el aumento de competencias. Los municipios gestionan el 13% del gasto público, la misma cifra que en 1988. La media europea está en el 20%, y los socialistas se comprometen a alcanzarla en la legislatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de julio de 2004