Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La creación de empleo en EE UU se frena y el paro sigue en el 5,6%

El ritmo de creación de empleo se redujo a la mitad en EE UU durante el mes de junio, al firmarse sólo 112.000 nuevos contratos. La tasa de paro, entre tanto, se mantuvo estable en el 5,6%. El problema añadido al dato publicado ayer por el Departamento de Empleo es que el sector manufacturero volvió a la senda de la destrucción de puestos de trabajo, cuando parecía que se estaba recuperando. Esta fuerte moderación evitará que la Reserva Federal proceda a una subida de tipos agresiva.

El dato fue calificado en Wall Street como "decepcionante", por varios motivos. El primero, para junio el mercado esperaba una generación de empleo de 250.000 personas. Segundo, e igual como sucedió la semana pasada con el dato de crecimiento, el Gobierno volvió a revisar a la baja los datos de creación de empleo de meses anteriores. En mayo se sumaron al mercado laboral 235.000 personas, en lugar de 248.000. En abril sucedió lo mismo, 324.000 personas frente a las 346.000 anunciadas. Y tercero, la reducción de empleo en el sector manufacturero.

La mayor cantidad de nuevos puestos en junio se concentró en el sector de la salud y asistencia social (30.000), servicios profesionales (23.000) y transportes (19.000). En los otros sectores los cambios fueron menores. La industria manufacturera, el más castigado por la crisis, destruyó 11.000 empleos, lo que significa cambio de tendencia frente a los empleos generados durante los últimos cuatro meses (75.000). La Administración también recortó empleos (5.000) por segundo mes consecutivo.

La tasa de empleo se sitúa así en el 62,3%, equivalente a 139 millones de estadounidenses, un nivel que se mantiene igual desde comienzos de 2003. La tasa de paro también se mantuvo estable en el 5,6%, y ahí lleva cinco meses. EE UU cuenta en la actualidad con 8,2 millones de parados, de los 1,8 millones llevan más de 27 semanas sin trabajar. Se calcula que 478.000 personas abandonaron el mercado laboral porque no fueron capaces de encontrar un empleo. Y entre tanto, los salarios subieron apenas una décima entre mayo y junio, y un 2% anual, muy por debajo de la evolución de la inflación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004