Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRUM DE BARCELONA | Diálogos

El Dalai Lama pospone su visita a Barcelona por agotamiento

Los facultativos indican reposo absoluto durante dos semanas

Cuando faltaban dos días para su llegada, el Dalai Lama canceló ayer su visita a Barcelona porque los médicos del hospital Indraprastha Apollo de Delhi le han recomendado permanecer "dos semanas de completo reposo" al presentar una tos persistente como resultado de una actividad extenuante. El presidente del Parlamento de las Religiones, el reverendo William Lesher, se mostró preocupado por el líder espiritual.

Esta preocupación está motivada, por una parte, por la salud del líder espiritual -"esperamos que mejore", dijo Lesher-, pero también "porque eran muchos los interesados en el acontecimiento por su presencia". El Fórum, que ha cancelado todos los actos del domingo dedicados al aniversario del Dalai Lama, confía en que pueda recuperarse pronto y participar en el evento.

"Siempre hemos pensado el Fórum con la presencia del Dalai Lama. Es un elemento recurrente cuando nos hacemos una imagen mental de qué es el Fórum y era una pieza fundamental para el evento". Así de contundente se mostró ayer en conferencia de prensa el portavoz del Fórum, Oleguer Sarsanedas, quien, pese al comunicado del hospital de Delhi que había recibido al mediodía, confiaba en una rápida recuperación del guía budista. "Debemos mantener la esperanza de que la recuperación sea rápida y eficiente. Nosotros mantenemos la invitación a su santidad el Dalai Lama para que venga al Fórum", aseguró sin poder ocultar su decepción.

Ayer a última hora de la mañana, cuando la organización del Parlamento de las Religiones ultimaba los actos de su programación, el secretario de la Casa del Tíbet de París, Wangpo Bashi, recibía una llamada urgente desde Francia que anunciaba la cancelación del viaje. Poco después, llegaba a Barcelona un fax del hospital Indraprastha Apollo de Delhi firmado por el vicepresidente del centro, el doctor V. J. Chacko. "Como resultado de una tos persistente desarrollada a causa de una exhausta y ajetreada agenda, los doctores han aconsejado a su santidad el Dalai Lama que se tome al menos dos semanas de completo reposo", rezaba textualmente la nota. Poco después, según explicó Bashi, el guía remitía a París un comunicado en el que lamentaba "no poder participar en el acontecimiento" a causa de su estado y las recomendaciones de los médicos. De inmediato, la Casa del Tíbet informaba a las autoridades españolas, al Fórum y al Parlamento de las Religiones del Mundo.

Las caras de los responsables del Fórum denotaban ayer el estado de ánimo de la organización tras conocer la noticia. No en vano se habían programado una serie de actos que giraban en torno a la visita del líder budista. El domingo, día en que cumple 69 años, el Dalai Lama debía visitar el mandala que durante un mes han estado creando seis monjes tibetanos del monasterio Namgual de Dharamsala en la Rambla de Santa Mónica de Barcelona, y estaba previsto que después asistiera a un acto multitudinario en el Pabellón de Deportes de Badalona, que estaba prácticamente lleno.

La organización no se ha planteado en ningún momento suspender los actos del Parlamento de las Religiones. Tampoco la asamblea de autoridades religiosas de la Abadía de Montserrat, que se celebrará entre el 4 y el 7 de julio y en la que participarán más de 400 líderes religiosos que debatirán los problemas de las comunidades religiosas y los principales temas de la actualidad internacional. También se negó que en la cancelación del viaje hayan tenido algo que ver supuestas presiones del Gobierno de la República Popular China para que el Dalai Lama no asistiera al Parlamento de las Religiones. "Siempre hay manifestaciones de este tipo, ya son habituales. El Dalai Lama tiene un historial espiritual que lo deja al margen de la política", señaló el director del Centro Unesco de Cataluña, Fèlix Martí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004