Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INDUSTRIA

AMD y Fujitsu crean una 'memoria flash' más rápida y económica

El mercado de 'memorias flash' está próximo a superar al de las memorias DRAM de ordenador gracias a su aplicación en telefonía móvil

Spansion, empresa conjunta formada por AMD y Fujitsu, ha creado un nuevo tipo de memoria flash que promete revolucionar el mercado y convertirse en un nuevo estándar industrial; porque es mucho más rápida y precisa que la convencional y además es más barata de fabricar. La producción masiva empezará en el tercer trimestre de este año.

Cuando se habla de memorias flas se piensa inmediatamente en las tarjetas de memoria de las cámaras fotográficas o en los dispositivos de memoria portátiles en forma de llavero. Sin embargo, estas aplicaciones, aunque importantes, representan menos de un tercio del total. El principal mercado de las memorias flash es el circuito interior de los aparatos más sofisticados, como teléfonos móviles o cámaras digitales. La memoria flash, por ejemplo, representa el 23% del coste total del circuito integrado de un teléfono móvil típico y aún lo será más en el futuro con la incorporación de más funciones y el despegue de UMTS.

La memoria flash se distingue de la RAM dinámica en que sus datos permanecen cuando no está conectada a la corriente. Con la profusión de dispositivos portátiles, su mercado ha crecido de manera vertiginosa en los últimos años, hasta alcanzar los 15.000 millones de dólares este año, calcula Gartner. El mercado de RAM dinámica es de unos 20.000 millones de dólares anuales y se verá superado por el de memorias flash en dos o tres años porque crece mucho más deprisa.

Existen dos tipos de memorias flash, el NAND y el NOR. El NAND es más simple, lento, denso y, consecuentemente, más barato. Sus principales productores son Samsung y Toshiba y se utiliza para tarjetas de memoria y dispositivos de almacenamiento portátiles. Para el interior de los circuitos integrados es preferible el tipo NOR, por ser más rápido y fiable al escribir y leer datos. El principal suministrador era hasta hace poco Intel pero ha sido superado recientemente por Spansion, asegura la consultora I-Supply. Con su nuevo desarrollo, Spansion liderará claramente el mercado, opina Bertrand Cambou, presidente ejecutivo de la empresa.

Spansion ha iniciado la fabricación de su segunda generación de memorias flash Mirrorbit, que optimiza aún más la relación entre coste y prestaciones. Trabaja a 1,8 voltios, con una velocidad de lectura de datos sostenida de 150 megabits por segundo y de 2,5 megabits por segundo de escritura como máximo. De momento se fabricará con una capacidad de 256 KB y a finales de año se iniciará la de 128 y 64 MB y con tensión de tres voltios.

Según Cambou, con Mirrorbit se alcanza la producción masiva de tres a seis meses antes que con las tecnologías rivales, porque el diseño tiene el 40% menos de partes críticas. "Este despegue productivo más rápido hace que el coste de producción de Mirrorbit sea crecientemente mucho más bajo que el de las otras memorias flash y hará", pronostica Cambou, "que en pocos trimestres se coma al mercado de memorias flash NAND".

En cada célula de Mirrorbit se ponen dos bits, mientras que lo usual es tener un bit por célula de memoria flash. La tecnología de Spansion permite colocar hasta cuatro bits por célula. Ahora utiliza tecnología de 110 nanómetros y el año que viene de 90 nanómetros, que será cuando el coste de las memorias flash bajará drásticamente.

Spansion es una compañía independiente, participada en el 60% por AMD y el 40% por Fujitsu. En el primer trimestre de este año ha facturado 628 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2004