Los directores de instituto estudian llevar al juzgado el proceso de selección

La Junta de Portavoces que representa a unos 300 directores de instituto madrileños estudia denunciar en los juzgados el proceso de evaluación al que han sido sometidos en las últimas semanas por las autoridades educativas del Gobierno regional, del PP. Los servicios jurídicos a los que han consultado sostienen que los tribunales que han evaluado los proyectos educativos presentados por los directores, así como su valía para gestionar los centros de secundaria, han sido "arbitrarios", por lo que podrían denunciarles por "prevaricación". Así lo explicó ayer un miembro de la Junta de Portavoces, José Antonio Martínez.

Los problemas principales se han detectado en la zona este de la Comunidad. Prácticamente todos los aspirantes han suspendido ese examen con unas notas tan bajas que resultaba imposible que la media de todas las calificaciones diera un aprobado. Las notas no son todavía oficiales, pero han trascendido. Los tribunales están compuestos por tres inspectores y dos miembros del centro al que se presenta el aspirante. "Parece que ningún director de los que había hasta ahora sirve", ha dicho con disgusto uno de ellos.

En la zona este las "irregularidades" apreciadas van más allá de las "humillaciones" y "vejaciones" que dicen haber sentido los directores en este proceso de selección. A un director de Alcalá de Henares le han suspendido las dos inspectoras que el año pasado aprobaron su gestión. Llevaba ocho años como director. "Ya no tengo ganas de volver a serlo, pero creo que esto se tiene que investigar y devolvernos el daño moral que nos han ocasionado, y que se nos reconozca nuestra capacidad", dice. Este docente prefiere mantener el anonimato, como el resto de sus compañeros, por temor a futuras represalias.

Martínez dice que la mayoría de los suspensos estrepitosos se los han dado a directores -muchos de ellos con más de una década de oficio- que en algún momento "se han enfrentado o han mantenido discrepancias públicas con las autoridades educativas de la zona".

Cuatro suspensos

En un centro de Rivas-Vaciamadrid los cuatro aspirantes a director han sido suspendidos. Se abrirá la posibilidad de recurrir esta nota. Pero, si nada cambia, será la Administración regional la que designe un director.

El modelo de selección que estos días está en marcha lo introdujo la Ley de Calidad; uno de los argumentos utilizados para modificar el anterior modelo fue que en muchos centros no había candidatos disponibles y al final la Administración se veía obligada a designar a los directores.

La viceconsejera de Educación, Carmen González, ha prometido a los directores que agilizará la publicación de las notas para que quien quiera pueda recurrir sus calificaciones. Pero alguno de los directores consultados considera "absurdo" que esa revisión sea hecha "por el mismo tribunal que te ha suspendido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de junio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50