LAS RELACIONES TRANSATLÁNTICAS | Acuerdo tecnológico en la cumbre de Irlanda

Despliegue policial, protesta y retrasos en la rueda de prensa

Fueron apenas un millar las personas que se lograron manifestarse ayer en las inmediaciones del castillo de Dromoland, al suroeste de Irlanda, contra la presencia del presidente de EE UU, George W. Bush. A pesar del bajo número, debido a las fortísimas medidas de seguridad, los pacifistas se anotaron un pequeño triunfo al conseguir retrasar en media hora el inicio de la rueda de prensa conjunta de Bush y los presidentes de la Comisión, Romano Prodi, y del Consejo Europeo, Bertie Ahern.

Fue la demora de dos autobuses con periodistas, que cubrían el trayecto entre la localidad de Ennis y el castillo de Dromoland, lo que obligó a los tres presidentes a esperar unos minutos antes de comenzar la rueda de prensa. Fuentes de la policía irlandesa (la Garda) no quisieron aclarar si el mérito recayó en el bloqueo de los manifestantes, como sostienen éstos, o si se trató de un fallo de coordinación entre los 4.000 policías y los 2.000 soldados desplegados en el mayor dispositivo en la historia de la isla.

La protesta transcurrió pacíficamente y sin detenciones.A los manifestantes se les permitió llegar hasta el lugar convenido por las fuerzas del orden y la organización de las protestas, a unos dos kilómetros del castillo de Dromoland. El viernes, unas 10.000 personas se manifestaron por las calles de Dublín en protesta por la guerra en Irak, la presencia de Bush en Irlanda, las torturas de prisioneros iraquíes y los supuestos casos de abusos en la base estadounidense de Guantánamo (Cuba).

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de junio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50