Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Beckham, en el coso taurino

En el número de julio de la revista Vanity Fair en su edición norteamericana aparece en portada el futbolista inglés del Real Madrid David Beckham retratado por Annie Leibovitz, luciendo el torso desnudo y unos raídos y carísimos vaqueros de Dolce & Gabbana. Al cuello lleva un castizo rosario y otros abalorios típicos de la estética metrosexual. Lo más interesante es que las fotos fueron hechas en la plaza de toros de Añover del Tajo, cerca de Toledo, y la sesión fotográfica estuvo revestida de un potente secretismo para no quemar la singularidad del emplazamiento: el gran futbolista mediático cambiaba el verde césped del campo de fútbol, por el albero de la plaza circular, donde además colaron un coche descapotable. Beckham, en el reportaje, esencialmente gráfico, posa de frente, de espaldas y de lado para que se detallen su repertorio de tatuajes, destacando los de los nombres de sus hijos en la rabadilla (Brooklyn) y el cogote (Romeo). La prestigiosa fotógrafa neoyorquina no perdió la oportunidad de retratarse ella misma en la arena con el ahora rapado interior derecho del equipo merengue, que ensaya en una panorámica del coso la coreografía de algo así como una suerte de chilena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de junio de 2004