Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vicepresidente González ensalza la labor de Urdaci en TVE

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno de la Comunidad, Ignacio González, aseguró ayer en el pleno de la Asamblea que "no compete" al Gobierno regional valorar el grado de respeto al pluralismo político y social que existe en la Radio Televisión Madrid (Telemadrid). El número dos del Ejecutivo respondía así a la pregunta del diputado socialista José Cepeda, quien acusó al Gobierno de haber convertido Telemadrid en "la televisión de la señorita Pepis" y de "importar el modelo Urdaci".

González comparó la designación de Soriano con la vinculación socialista que tienen los directores de las televisiones autonómicas en las que gobierna el PSOE. Además, destacó la labor de Alfredo Urdaci al frente de los servicios informativos de Televisión Española, de los que dijo que "tenían tres o cuatro puntos más de audiencia" que en la actualidad, tras el relevo de Urdaci por Fran Llorente.

El diputado socialista tachó a Telemadrid de "falta de credibilidad, objetividad, pluralidad y transparencia". El vicepresidente, que rehusó pronunciarse sobre la dimisión de dos redactores del programa Mi cámara y yo -que incluía un reportaje sobre casas ruinosas en Pozuelo de Alarcón-, defendió que es el Consejo de Administración de este ente quien debe discutir el asunto. Sin embargo, sí que mostró su confianza en que la valoración que se haga sea positiva, "dado el grado de profesionalidad de sus trabajadores".

El diputado socialista, por su parte, dijo a González que las injerencias de la dirección de Telemadrid son "escandalosas", y reclamó al Gobierno que "hagan dimitir" al director general de la televisión madrileña, Manuel Soriano -ex jefe de prensa de la presidencia regional de Esperanza Aguirre-, cuyas supuestas presiones han provocado la renuncia del director y de un reportero de Mi cámara y yo.

Cepeda solicitó al Ejecutivo que "escuche a los trabajadores de Telemadrid y haga dimitir al señor Soriano", porque, afirmó, su partido no va a "consentir" que Telemadrid se convierta "en los restos del naufragio del modelo comunicativo del PP".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2004