El consumo de cemento cayó por primera vez en mayo desde 1996

El consumo nacional de cemento comienza a dar muestras de agotamiento después de vivir el periodo más boyante de su historia en la economía española. En el mes de mayo pasado se consumieron en el mercado español 4.092.435 toneladas de cemento, lo que supone un descenso del 1,17% sobre el mismo mes del año anterior, según los datos oficiales facilitados ayer por la patronal Oficemen. Es la primera caída que se registra en el mes de mayo (uno de los más activos del año en la construcción) desde el mismo mes de 1996, justo el año en que se inició el boom constructor que ha disparado el precio de los pisos y las deudas de la familias.

No obstante, en los cinco primeros meses de 2004 se han consumido 19,4 millones de toneladas, lo que supone mejorar la cifra del mismo periodo del año anterior en un 2,43%. Es el mismo ritmo de crecimiento de los cinco primeros meses de 2003, pero se sitúa muy lejos del aumento del 6,6% que experimentó en el mismo periodo de 2002, y del 9,9% de 2001, lo que evidencia que el ritmo se desacelera, tal y como reconocen fuentes del sector.

El consumo de cemento en el mercado español ha batido récord de consumo de forma ininterrumpida desde el año 1996 hasta el pasado año. Si en 1996 se consumieron 24.726.598 toneladas, esa cifra se situó en 46.069.909 toneladas el pasado año. El aumento anual fue del 4,3%.

Entre los años 1998 y 2002, la etapa de mayor actividad, los incrementos medios anuales eran cercanos a los dos dígitos. España desde hace tres años se ha situado como el primer mercado consumidor de cemento de la Unión Europea, tras superar a sus tradicionales competidores: Alemania e Italia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS