Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:GASPAR LLAMAZARES | Coordinador general de Izquierda Unida | Elecciones Europeas

"No quiero pensar ahora en dimitir"

Gaspar Llamazares (Logroño, 1957) se enfrenta al tercer batacazo electoral consecutivo desde que dirige IU.

Pregunta. ¿Por qué esta nueva caída?

Respuesta. No ha habido tiempo para recuperarnos desde las generales. No hemos podido marcar ese perfil propio diferenciado del PSOE en sólo dos meses. Es tan reciente el batacazo de las generales que continúa influyendo en la desmoralización de nuestros votantes potenciales.

P. ¿Qué influencia ha podido tener la frustrada candidatura de Carlos Jiménez Villarejo?

R. Todo influye, pero de forma muy limitada. Lo importante es que tenemos problemas de fondo. Eso es lo que nos lleva a plantear una asamblea extraordinaria. Hasta ahora habíamos resuelto las cosas sobre la marcha. Pero eso no ha sido suficiente. Está claro que la crisis va más allá. No hemos sabido transformar nuestra labor de oposición, cercana a los movimientos sociales, en una propuesta política y organizativa atractiva para la gente. El proyecto de síntesis entre la cultura roja y la verde es el correcto, pero tenemos que afinar nuestra estrategia política. Nuestra organización es muy antigua, funciona por territorios. Debemos crear algo nuevo. Todo está ahora abierto al debate.

P. ¿Tiene futuro el proyecto?

R. Por supuesto que sí. Es una organización que a veces se adelanta a los cambios de la sociedad. Estamos en todas partes.

P. ¿La pelea interna les debilita?

R. Si se suman estas dificultades a la distorsión interna, todo se complica. Pero eso no se traduce públicamente. Lo importante es nuestra imagen, que es contradictoria. A veces parecemos los más activos, los más imaginativos, pero tenemos latiguillos internos que nos hace aparecer como antiguos y muy polarizados. A veces tenemos posiciones extremas, y damos bandazos. Nos ven como gente muy maja que tiene muchos forcejeos. Tenemos que concretar cómo compaginar lo de ser de izquierdas y ecologista. Estamos ante una crisis de onda larga. Es urgente reformular la estrategia.

P. ¿Esto refuerza a sus críticos?

R. Alguien puede pensar que esto les da la razón. Pero la crisis trasciende a esta dirección. Llevamos sólo tres años. Tenemos que actualizar el proyecto, sin restricciones.

P. ¿Se plantea dimitir?

R. No quiero pensar en eso ahora. Sólo me comprometo a seguir hasta la Asamblea extraordinaria. Quiero escuchar a la gente.

P. ¿Quién podría relevarle, tal vez Rosa Aguilar?

R. Nadie es imprescindible, pero todos somos necesarios. Rosa es una gran dirigente, pero cualquier cargo de IU tiene varios sustitutos posibles. Ella tiene una gran responsabilidad en Córdoba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2004