Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pleno de la Asamblea eludió referirse al primer aniversario del 'caso Tamayo y Sáez'

Aprobada una propuesta que protege los guardacarriles y evita daños a los motoristas

Durante el pleno de ayer, primer aniversario de la espantada de los diputados Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, los traidores no fueron sino fantasmas. Se recordó la efeméride, pero en los pasillos. Los parlamentarios del PP decidieron no hacer de aquel episodio un arma política. Pero el pleno, aunque tedioso, dio para todo tipo de temas. El diputado Miguel Reneses volvió al escaño que dejó vacío durante el pleno pasado cuando su jefe de filas, Fausto Fernández (IU), le pidió el acta de diputado por ir a un viaje oficial con una supuesta asesora de prensa.

Ayer volvió a escucharse el "no a la guerra". Fue en el pleno de la Asamblea de Madrid a las diez de la noche. Después de que la diputada socialista Ruth Porta defendiera una proposición no de ley para que la Asamblea manifestara su respaldo a la decisión adoptada por el Gobierno de retirar las tropas de Irak. Terminado el debate, los diputados socialistas corearon el lema. De nada sirvió. El PP votó en contra y se rechazó la propuesta.

El diputado Miguel Reneses volvió a sentarse en su escaño que había dejado vacío durante el pleno de la semana pasada, cuando su jefe de filas, Fausto Fernández (IU), le pidió el acta de diputado por ir a un viaje oficial acompañado de una supuesta asesora de prensa. Reneses habló mucho por el teléfono móvil y departió poco con otros parlamentarios. Votó siempre con su grupo, pero dejó patente la distancia que hay entre él y Fernández, al que acusa de haberle "apuñalado". Un apuñalamiento que le ha dejado sin sus prerrogativas dentro del grupo.

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, sacó el tema de la guerra de Irak, pero curiosamente fue en respuesta a una pregunta del diputado Juan Van-Halen, del PP, sobre la posibilidad de que las selecciones deportivas de las comunidades autónomas puedan participar en competiciones internacionales. "Esto demuestra la falta de criterio del PSOE", dijo la presidenta, "tanto como que ayer se aprobó en la ONU por unanimidad una resolución que pide el envío de tropas a Irak mientras que el Gobierno se trae las tropas de allí". Aplausos en el sector del grupo popular y abucheos en los escaños socialistas. La presidenta de la Asamblea, Concepción Dancausa, pidió a Aguirre que se atuviera a la cuestión planteada, a lo que Aguirre contestó: "Si es que no tienen criterio..., y como no tienen criterio, están dispuestos a aceptar cualquier propuesta de los nacionalistas radicales por absurdas que sean".

Los moteros también fueron protagonistas. Reneses planteó una enmienda transaccional, aprobada por unanimidad, por la que se insta al Gobierno regional a que "proteja adecuadamente los guardacarriles" para que los motoristas no sufran amputaciones cuanto tienen accidentes. La proposición fue defendida por Eduardo Cuenca, de IU, puesto que Reneses ha sido apartado de la portavocía adjunta. Mientras, en las puertas del edificio, una veintena de motoristas apoyaba la propuesta.

También se aprobó por unanimidad una moción del grupo socialista con el objetivo de impulsar la acción del Gobierno en la modernización, reordenación y potenciación del servicio médico de atención primaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 2004