Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un implicado en el 'caso Pallerols' denuncia su contratación irregular

Josep Gascón está dado de alta en Justicia, aunque cesó en 2002

Josep Gascón Castillo, un testigo que declaró hace dos años en el caso Pallerols, denunció ayer en el juzgado de guardia que continúa dado de alta en la Seguridad Social sin su conocimiento a cargo del Departamento de Justicia, pese a que cesó como asesor externo el 24 de julio de 2002 y desde entonces no ha percibido ningún salario. Gascón explica que también ha estado más de dos años dado de alta en una empresa de Fidel Pallerols sin cobrar y también sin saberlo.

Un portavoz del Departamento de Justicia declinó ayer pronunciarse sobre la situación denunciada por Gascón hasta que no se hayan rastreado a fondo las bases de datos del departamento, aunque admitió que podría ser cierto lo expuesto por GAscón a la vista de los precedentes con los que se ha encontrado el nuevo equipo.

Josep Gascón, ex concejal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona y actual asesor del presidente del grupo municipal, Xavier Trias, es una de las cinco personas que figuran en un escrito del Departamento de Trabajo, presentado la semana pasada ante la juez que instruye el caso, en el que se pide que sean citados a declarar como imputados. Entre ellos figuran también los diputados de CiU en el Congreso Josep Sánchez Llibre y Pere Grau, y la petición está pendiente de resolución. Trabajo actuó de esa manera después de que la Guardia Civil entregase a la magistrada Silvia López Mejía un informe en el que se explica la relación laboral de Gascón con las empresas del grupo Pallerols, que se nutrían de las subvenciones públicas para realizar cursos de formación para parados (véase EL PAÍS del 3 de junio).

La denuncia, redactada por el abogado Álex Zaragüeta, va dirigida contra "quien resulte responsable de los hechos expuestos" y en ella se expone que, a raíz de la divulgación de ese informe policial, Gascón acudió a la Tesorería de la Seguridad Social y solicitó su expediente de vida laboral. Fue entonces cuando descubrió que sigue dado de alta en el Departamento de Justicia. Gascón explica que ya ha comunicado los hechos a la Seguridad Social y a la Administración autonómica.Gascón declaró el 22 de abril de 2002 como testigo ante la juez del caso Pallerols y explicó que trabajó como profesor para las empresas Ceifsa y Teosa, propiedad del empresario andorrano, entre el 2 de diciembre de 1996 y el 31 de mayo de 1997. Ese día, según la versión de Gascón, se rescindió su contrato a iniciativa propia y nunca más volvió a cobrar de esas empresas.

Sin embargo, en el informe de la Guardia Civil se asegura que en realidad la relación laboral de Gascón con Teosa duró hasta noviembre de 1998, año y medio más de lo que reconoció el afectado, y que cobró por ese trabajo 11.900 euros. El Departamento de Trabajo entiende en el escrito que presentó ante la juez que el sueldo que cobraba Gascón de ambas empresas "era para retribuir su actividad para el partido político UDC", ya que entonces era miembro de la ejecutiva de UDC en el distrito de Gràcia y de la ejecutiva intercomarcal del partido en Barcelona. Gascón negó ayer esas acusaciones y explicó que en aquella época se quedó sin trabajo y que Vicenç Gavaldà, ex secretario de organización de UDC y también imputado en la causa, le presentó a Pallerols para que lo contratase.

Pero en el informe de vida laboral expedido por la Seguridad Social que solicitó Gascón y se presentó ayer en el juzgado de guardia, consta que estuvo dado de alta en la empresa Teosa hasta el 20 de noviembre de 1999. Es decir, un año más de lo que afirmó la Guardia Civil y dos años y medio más de lo que declaró Gascón. El afectado explica en su denuncia que "desconocía y desconoce" por qué ha figurado como empleado de Teosa hasta esa fecha y que nunca suscribió ningún otro contrato con esa empresa al margen del que rescindió en 1997.

Por ese motivo, añade que denuncia los hechos para "depurar las posibles responsabilidades penales en que haya podido incurrir quien resulte responsable". "Me siento engañado, impotente, y quiero pensar que todo ha sido un error burocrático", afirmó ayer Gascón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de junio de 2004