Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo jefe de la Fuerza de Maniobra no espera cambios en sus unidades

"Es posible que el desarrollo de la estructura básica del Ejército implique cambios en beneficio de una mayor racionalidad, confiemos en que poco afectarán a nuestras unidades, que tienen reconocida solera", afirmó ayer en su discurso de toma de posesión José Javier Arregui, nuevo jefe de la Fuerza de Maniobra (FMA) y del Cuartel de Alta Disponibilidad de Bétera.

El general jefe Arregui Asta (Zaragoza, 1944) asume esta responsabilidad tras 24 años al servicio del Ejército. Cumplió ayer con el protocolo en una ceremonia de algo más de una hora en la base militar de Marines. No hizo declaraciones y leyó su discurso en el ámbito de las autoridades civiles invitadas, entre las que se encontraban el delegado del gobierno, Antoni Bernabé, el portavoz del Consell, Alejandro Font de Mora, los portavoces de los distintos partidos, los alcaldes de Marines, Bétera y Olocau, y representantes de la Fiscalía y las Fuerzas de Seguridad del Estado.

En su discurso, además de los agradecimientos a quienes le propusieron y sus antecesores, señaló que "el mayor reto que tiene la FMA a corto plazo" es crear las condiciones necesarias para poder asumir las misiones que la OTAN prevea para el Cuartel de Alta Disponibilidad. Y añadió: "Procuraré mantener adecuadas relaciones con las autoridades de las administraciones y resto de poderes públicos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de junio de 2004