El sistema de vigilancia del Estrecho cubrirá toda la costa de Cádiz en un mes

El PP critica al PSOE por defender ahora un dispositivo que calificó de "ineficaz y represivo"

El Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) que implantó el Gobierno central durante el mandato del PP para controlar el tráfico de pateras de inmigrantes y el narcotráfico en el Estrecho comenzará a funcionar en todo el litoral gaditano en un mes. La oficina periférica de la Guardia Civil informó ayer de que la nueva comandancia en la capital contará con los equipos necesarios para la vigilancia desde la desembocadura del río Guadalquivir hasta el municipio de Tarifa, donde ya funciona el SIVE. El PP criticó al PSOE por defender un dispositivo que calificó de "ineficaz y represivo".

El anuncio de la ampliación del SIVE se produce después de que el delegado del Gobierno en Andalucía, José Antonio Viera, se pronunciase el pasado domingo a favor de ampliar "a la mayor brevedad" este servicio, "absolutamente útil", a toda la costa andaluza. El defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, pidió que se traslade el dispositivo al río Guadalquivir para erradicar la entrada de drogas por este punto.

El Servicio Integral de Vigilancia Exterior se fraguó en 1999, cuando era Jaime Mayor Oreja era ministro del Interior. Desde entonces, sus resultados han sido cuestionados por la Junta de Andalucía, la Diputación de Cádiz, PSOE, IU, PA, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía y el secretariado diocesano de migraciones del Obispado de Cádiz y Ceuta y otras ONG. Todos estos organismos y colectivos han criticado el espíritu "policial y represor" del SIVE, que consideran un "fracaso" porque "lo único" que ha provocado es el desvío de rutas de las pateras hacia zona con menos vigilancia policial, como las costas de Granada, Almería o la comarca de la Janda en la provincia de Cádiz.

El PSOE, tras llegar al Gobierno central, ha decidido ampliar la cobertura del sistema. El primer paso se dará en un mes. Para entonces, la Guardia Civil de Cádiz estrenará nueva comandancia, de 3.683 metros cuadrados de superficie. En esta sede se habilitará un sofisticado y complejo sistema informático que detecta la llegada de embarcaciones clandestinas. Con este nuevo equipamiento técnico y con las torretas de vigilancia que se están instalando en la actualidad a lo largo del litoral, los 170 kilómetros de costa de la provincia gaditana quedarán bajo el control del SIVE, según informó ayer la Guardia Civil de Cádiz.

El siguiente paso que tiene previsto el Ministerio del Interior será extender este servicio a las provincias de Málaga, Granada y Almería. El diputado del PSOE por Cádiz Salvador de la Encina explicó que el objetivo es "evitar" que las mafias desvíen las pateras a lugares con menor control.

Este anuncio fue acogido con recelo por la Asociación Unificada de la Guardia Civil en Cádiz. No se oponen a este proyecto de vigilancia, pero creen que el SIVE no será "efectivo" mientras no se incremente el número de agentes en la provincia gaditana y se reestructure el personal actual, con más personal en la calle y menos en las oficinas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más duro fue el PP, que criticó al delegado del Gobierno en Andalucía, José Antonio Viera, por defender ahora el sistema de vigilancia que los representantes de su partido calificaron de "ineficaz y represivo" y para el que alegaban unas 4.000 razones para eliminarlo cuando se puso en marcha con el PP en el Gobierno.

El coordinador del PP de Cádiz y parlamentario andaluz, Jorge Ramos, acusó al PSOE de ejercitarse en la "táctica de la fullería" al copiar ideas desarrolladas durante los Gobiernos populares. Recordó Ramos, que el SIVE fue una iniciativa del PP que los socialistas incluso llegaron a rechazar a través de proposiciones parlamentarias puesto que consideraban que era un "absoluto fracaso".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS