Entrevista:FERNANDO PUIG-SAMPER | Secretario confederal de Acción Sindical | 8º CONGRESO DE CC OO DE MADRID

"Madrid ha perdido fuelle y tenemos que hacer más clara la organización"

Fernando Puig-Samper, de 48 años, inició su trayectoria sindical trabajando como celador en el madrileño hospital de la Princesa. Sociólogo de formación y secretario confederal de Acción Sindical está a punto de abandonar su despacho en la sexta planta de la sede central de CC OO, en la calle de Fernández de la Hoz, para optar a la Secretaría General de CC OO Madrid.

Respuesta. Nunca me he visto así. Sé que algunos lo plantean en esos términos, pero me parece muy simplista. Es como considerar a Javier López solamente como el candidato de Rodolfo Benito. Es presentarnos como si ni él ni yo tuviéramos personalidad propia y no fuéramos más que prolongaciones de otros.

"Una candidatura de integración sería confundir a los afiliados y delegados"
Más información
"La prioridad absoluta es reducir los accidentes"

P. ¿Qué objetivos se ha marcado en la secretaría general?

R. Conseguir que Madrid sea una organización que utiliza todos los instrumentos posibles para crecer y representar a más gente. Actuar mirando hacia afuera, de una manera más nítida, más clara y más decidida. Abrir la organización para conseguir que todas las federaciones regionales y uniones comarcales consigan encontrar en nuestra sede, en la calle de Lope de Vega, una respuesta a sus problemas.

P. ¿Cree entonces que la actual dirección es opaca?

R. Los últimos años ha estado mirando excesivamente hacia adentro, muy cerrada en lo que ha sido un conflicto interno. Hay un comportamiento inexplicable para mí: no entiendo por qué una organización tan importante como es Madrid se haya colocado, por primera vez, en la posición más minoritaria de todas las que tiene Comisiones Obreras. Y eso se hace a partir del conflicto que se produce en el confederal con la destitución de Rodolfo Benito. Desde la dirección de Madrid, Javier López decide colocar a toda la organización en una posición que interioriza ese conflicto y que se dedica exclusivamente a vivir por y para él. Algo tremendo, porque limita la capacidad de acción, representación y afiliación de comisiones.

P. Pero los últimos cuatro años Madrid ha pasado de 99.000 a 137.400 afiliados

R. Han subido 30.000 afiliados. No vamos a negar datos, pero desde 2002 baja el ritmo de crecimiento. En el año 2001 la afiliación creció un 12,29%, pero durante 2003 se bajó a un 4,2%. Madrid ha perdido fuelle desde el momento en el que la actual dirección decide vivir hacia dentro.

P. ¿Ha habido, en paralelo a ese descenso, una subida de UGT?

R. En elecciones sindicales, sí. Tenemos 14.440 delegados sindicales. Son 3.307 más que UGT, pero a lo largo de este año UGT ha conseguido 42 delegados más que CC OO en Madrid. Y el año pasado, el 2003, terminamos con 176 delegados menos de los que teníamos al comenzar el año.

P. Más allá del diagnóstico sobre la organización, ¿cómo ve la situación laboral en la región?

R. Madrid está viviendo una transformación radical, importantísima. Hay una pérdida de tejido industrial muy grave que se está compensando con un incremento del sector servicios. Esto tiene varias consecuencias clarísimas: si comparamos el primer trimestre del año 2000 y el mismo periodo de 2004, se ha perdido un 1% de empleo masculino industrial. En el mismo periodo de tiempo se ha incrementado casi un 26% el empleo femenino en el sector servicios. Un sector que incorpora fundamentalmente a mujeres, jóvenes e inmigrantes con contratos temporales, contratos formativos y a tiempo parcial. La consecuencia de todo ello es que tienen bases de cotización y salarios más bajos. Son trabajadores con problemas distintos y tenemos que buscar respuestas para ellos

P. ¿Como cuáles?

R. Hay que hacer frente a los problemas de un sector que tiene menor densidad sindical, mayor dispersión empresarial y mayores necesidades de protección para los trabajadores. Se necesita una línea de trabajo muy precisa con nuestras federaciones del sector servicios, pero en la ponencia de Javier López apenas hay una referencia y no he visto ninguna propuesta.

P. ¿Se podría abordar esa situación desde una candidatura de integración?

R. ¿Integración de qué y para qué? ¿Con qué objetivos?

P. ¿Descarta una lista común?

R. Javier López ha votado contra la gestión de la mayoría confederal. Ha promovido una enmienda a la totalidad del programa de acción confederal y yo he sido uno de los coautores de ese programa de acción. Javier López ha promovido los últimos años una serie de actitudes y decisiones contrarias al confederal. Éste tiene que ser un congreso de claridad y sería confundir a nuestros afiliados el decirles ahora que aquí no pasa nada y somos todos lo mismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS