Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:Laboral | CONSULTORIO

Trabajo en vacaciones

Una sentencia del Tribunal Constitucional ha venido a suscitar una nueva polémica doctrinal en relación con la posibilidad de trabajar durante el periodo vacacional. Tradicionalmente, se ha prohibido la realización de trabajos en las vacaciones, al entenderse contrario a la finalidad de descanso que se atribuye a las mismas.

El derecho a una vacaciones anuales retribuidas se ha considerado como la obligada respuesta al natural y transitorio desgaste que el trabajo produce, con el fin de obtener la recuperación física y psíquica del trabajador, en bien propio y en el de la empresa. De esta forma, se ha llegado a estimar "transgresión de la buena fe" la conducta del trabajador que prestaba servicios para otra empresa durante las vacaciones, justificándose así su despido.

Pero una sentencia del Tribunal Constitucional ha venido a cambiar todo este panorama. El alto tribunal ha considerado que concebir el tiempo libre del trabajador como un tiempo de descanso a disponibilidad del empresario, no resulta en modo alguno acorde con la configuración actual del derecho a unas vacaciones anuales retribuidas en nuestro ordenamiento jurídico laboral, ni con la primacía de la libertad de la persona y el respeto a su vida privada.

En este sentido, la concepción de las vacaciones como tiempo cuyo sentido único o principal es la reposición de energías para la reanudación de la prestación laboral supone reducir al trabajador a un mero factor de producción y negar su libertad para desplegar la propia personalidad del modo que estime más conveniente.

Pero esta nueva visión de las vacaciones que el Constitucional ha implantado, ha suscitado no pocas dudas entre los autores. Se ha llegado, incluso, a considerar que tal interpretación puede resultar "perjudicial" para los intereses de los trabajadores.

De esta forma, si el trabajador es libre de disponer de su tiempo de trabajo como estime más conveniente, incluso trabajando para otra empresa, ¿qué le impide hacerlo en la propia a cambio de una mayor compensación económica o renunciar a descansos, límites a las horas extraordinarias... y demás normas mínimas indisponibles establecidas en su beneficio?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2004