Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chillida-Leku se sirve del hierro para fusionar escultura, danza y música

'Txalapartaris' y 'dantzaris' actuarán en el museo el domingo sobre piezas del escultor

El museo Chillida-Leku de Hernani acogerá el próximo domingo Los sonidos del hierro, un espectáculo multidisciplinar en el que las esculturas de Eduardo Chillida (San Sebastián, 1924-2002) se fundirán con la narración, los bertsos, la música de la txalaparta y la danza para abordar el mito, la historia y la utilidad económica y artística de ese metal, un material básico en toda la obra del artista donostiarra.

El próximo 18 de mayo se celebrará un año más el Día Internacional de los Museos, en esta ocasión bajo el lema Los museos y el patrimonio intangible. Chillida-Leku se adelantará dos días y el domingo sustituirá sus habituales visitas guiadas por dos representaciones de Los sonidos del hierro, la primera a las 11.00 y la siguiente a las 13.00.

El espectáculo arrancará con la bienvenida de los bertsolaris Jexux Mari Irazu y Jon Maia, quienes explicarán cómo Chillida, el hierro y la tradición vasca encuentran un espacio de unión en el museo al aire libre ideado por el propio escultor.

La actriz Olatz Beobide ejercerá como narradora y pondrá voz, en castellano y euskera, a un relato sobre la tradición del hierro con el que recorrerá el museo. Empezará hablando de los mitos que rodean a este material. Sus palabras irán acompañadas por la música de los txalapartaris de Oreka TX, Harkaitz Martínez e Igor Otxoa, quienes, profundizando en la txalaparta tradicional, han experimentado otros ritmos y timbres a través de materiales como las piedras, los metales y el hielo. El domingo mezclarán los sonidos de la madera, la piedra y el hierro con que está hecha la escultura Peine del Viento XIX.

El relato seguirá con la utilidad del hierro y el poder que otorga a quien lo tiene. En este acto, los txalapartaris, con sus tablas de madera, y los dantzaris de la compañía Aukeran, que fusiona danza tradicional y contemporánea, se fundirán con la pieza Consejo al espacio IV.

La narradora concluirá deteniéndose en las posibilidades artísticas del hierro, como las que vio Chillida. Los bertsolaris lidiarán con el herrero que no entiende la necesidad del arte, mientras que los dantzaris bailarán encima y alrededor de otra de las piezas del escultor: Mesa de Luca Pacioli.

Un vaso de sidra pondrá el punto y final a un espectáculo en el que sus protagonistas, al igual que Chillida hizo con el hierro, parten de la tradición de sus disciplinas para "dar un paso adelante" y "encontrar una manera distinta de relacionarse con ella", subrayó el director del museo, Luis Chillida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004