Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK | Crisis en Reino Unido

Los combates siguen en Nayaf y Kerbala

La intensidad de los combates en las ciudades santas chiíes de Nayaf y Kerbala, al sur de Bagdad, fue ayer menor que en las sangrientas jornadas anteriores. No obstante, tres iraquíes murieron durante el asalto a la comisaría de policía de Nayaf, donde los rebeldes de la milicia del clérigo Múqtada al Sáder, se apoderaron de 40 fusiles y varios vehículos. El jefe de la policía local acusó a los milicianos de "aterrorizar" a la población y de cometer actos de pillaje.

El clérigo radical no parece dispuesto a ceder lo más mínimo hasta que se alcance un acuerdo entre los líderes religiosos chiíes. Las negociaciones para poner punto final al asedio de Nayaf y Kerbala -rodeadas por miles de soldados de EE UU- continúan. Pero es complicado que fructifiquen, porque las tropas de ocupación anuncian cada día su objetivo de capturar vivo o muerto a Al Sáder.

Aunque no se informó de víctimas mortales, los enfrentamientos fueron más severos en Kerbala, 110 kilómetros al sur de Bagdad. Los leales a Al Sáder atacaron un tanque norteamericano con lanzagranadas a escasos centenares de metros de los mausoleos de Husein y Abbas, en el centro de la ciudad, según Reuters, donde 25 rebeldes murieron el miércoles. Los rebeldes mataron ayer a un marine en la capital iraquí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004