Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK | Combates en Basora

Qué es lo que sabían y desde cuándo

Una de las cuestiones que se plantean en la actual crisis es la de saber con certeza cuándo conocieron el presidente de EE UU y sus altos cargos la existencia de malos tratos a prisioneros iraquíes. He aquí una cronología, según los datos disponibles:

- George W. Bush. Según Scott McClellan, portavoz de la Casa Blanca, Bush fue informado por el secretario de Defensa, Ronald Rumsfeld. McClellan no pudo precisar cuándo, pero un alto cargo del Pentágono ha asegurado que Rumsfeld informó a Bush a las pocas semanas de tener noticia por primera vez de los abusos, a mediados de enero. No está claro si el presidente supo entonces de la existencia de las fotos o si las vio. El portavoz de la Casa Blanca afirma que sólo recibió una información genérica. Bush dijo el pasado miércoles que se enteró de la existencia de las fotos cuando las vio en televisión, una semana antes.

- Donald Rumsfeld. El Pentágono asegura que el secretario de Defensa recibió a mediados de enero información en términos genéricos sobre las fotografías de detenidos, poco después de que un soldado se las entregara a oficiales del Ejército. Las autoridades militares de EE UU anunciaron el 16 de enero que habían abierto una investigación sobre supuestos malos tratos a prisioneros en Abu Ghraib. Rumsfeld aseguró el pasado martes que sólo había leído fragmentos del informe sobre el caso, incluidas sus conclusiones.

- General Richard Myers. El jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor de EE UU fue informado de forma genérica a mediados de enero sobre la existencia de las fotos. Como muy tarde, Myers estaba ya al corriente de los detalles a mediados de abril, cuando pidió a los servicios informativos de la cadena de televisión CBS que aplazaran la emisión de las fotografías sobre Abu Ghraib. El pasado lunes, el general dijo que no había leído el informe militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de mayo de 2004