Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extremoduro dulcifica la voz rota de sus canciones en 'Grandes éxitos y fracasos'

El grupo inicia el 14 de mayo una gira que les llevará por más de cuarenta ciudades

No es un recopilatorio al uso. Extremoduro presentó ayer Grandes éxitos y fracasos, la primera entrega de su particular mirada al pasado en la que recuperan 15 de sus canciones más emblemáticas. "Muchos de los temas han sido regrabados, se han metido pistas, suprimido sonidos estridentes y hemos mejorado algunas voces que sonaban demasiado rotas, pero se ha mantenido la esencia. No queríamos que parecieran versiones", contó ayer Robe Iniesta, cantante del grupo, en la presentación del disco, que se edita con un DVD con dos horas de su música en directo.

"Vais a ver cómo una persona se fuma un porro y no pasa nada". La frase estaba impresa en la camiseta negra del cantante y líder del grupo de rock Extremoduro, un ex chapista que ahora dedica sus mejores horas a la música y a su particular versión de la poesía callejera. Melenas, vaqueros ceñidos y botellín de cerveza en la mano, tres de los componentes de esta emblemática banda (Cantera, batería; Iñaki Antón, guitarra, y Miguel, batería) se sentaron junto a Robe Iniesta en el escenario de un conocido estudio de grabación madrileño. No son frecuentes las apariciones públicas de este grupo, considerado como de culto por los seguidores del rock duro, y su líder no es precisamente un maestro de la palabra. Sin embargo, Extremoduro no es una banda con problemas de ventas. Ayer mismo recogieron el disco de platino por las más de 100.000 copias vendidas de su anterior disco, Yo, minoría absoluta, editado en marzo de 2002.

Su capacidad para vender no se corresponde con su capacidad para crear, aunque Robe Iniesta anunció que ya trabajan en un nuevo álbum con canciones originales. Eso sí, reconoció también que la mayoría de los temas ni siquiera tienen todavía título. "Para mí no es tan fácil trabajar sobre un nuevo disco. Las canciones salen cuando salen, no las hago cuando quiero, sino cuando puedo", zanjó el cantante, que suele ensayar casi a diario. "Sobre la base de las viejas canciones van saliendo las nuevas, pero no hay ningún plan previo. No soy capaz de determinar cómo llega la inspiración".

Su nuevo trabajo, Grandes éxitos y

fracasos, no supone, según Iniesta, más de lo mismo. El proceso de selección ha sido lento y ha estado salpicado de baches. En teoría, llevan cinco años trabajando en este recopilatorio, pero en el camino se cruzó una gira y el disco Minoría absoluta. La idea original era reunir en un solo álbum temas de los últimos 15 años, partiendo de los inicios, cuando debutaron con Somos unos animales, pero no les ha dado tiempo. Por eso han subtitulado este trabajo como primera entrega. Y a finales de año presentarán la siguiente entrega.

Encuesta en Internet

Grandes éxitos y fracasos se ha grabado en los estudios de Iñaki Antón e incluye temas como Necesito droga y amor (los camellos no me fían), So payaso o La vereda de la puerta de atrás. A la hora de elegir entre sus canciones no han seguido más criterio que el de optar por las que creían "más importantes" de sus cuatro primeros discos. Para la selección se fiaron también de la opinión de sus seguidores, pulsada a través de Internet. "Esto no es ni el fin ni el principio de nada. Simplemente, queríamos mejorar el sonido de las grabaciones originales", añadió el cantante.

La salida del disco coincide con el inicio de una gira, el próximo 14 de mayo en Lleida, que les llevará por casi cuarenta ciudades y que durará hasta el mes de noviembre con un promedio de dos actuaciones por semana. "Intentaremos cambiar el repertorio respecto a otras giras y estrenaremos algunos temas nuevos", contó Iniesta.

El disco se edita simultáneamente con un DVD en el que se recogen casi dos horas de música, grabada en directo en los conciertos de la gira Yo, minoría

absoluta, en Leganés, Lesaka y Bilbao.

El líder de Extremoduro se refirió también a la piratería y a la situación que atraviesa la industria musical: "Los discos se venden en las tiendas o en las calles y cada cual se busca la vida como puede". Cogió el testigo Iñaki Antón para añadir que se piratean los discos de los grandes, pero los que sufren los efectos son los pequeños artistas. "Si las compañías tienen menos dinero no van a invertir en las promesas", remató el guitarrista.

Tampoco fueron mucho más explícitos cuando se les preguntó si estaban a favor del cambio de Gobierno: "En principio sí, luego ya veremos", concluyo Iniesta, antes de dejar el escenario para dedicarse a firmar autógrafos entre sus seguidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 2004