El Gobierno de CiU pagó el 42% más que el actual por el suelo de la cárcel del Bages

Las cifras de las dos operaciones de compra de terrenos para construir la prisión del Bages muestran que el Gobierno de CiU pagó el 42,2 % más por hectárea que el actual, según se desprende de los datos dados a conocer ayer por el Ejecutivo catalán tras el acto de la firma de la compra del terreno. El Gobierno de CiU adquirió el año pasado una finca de 42 hectáreas a 124.000 euros cada una. El actual Ejecutivo firmó ayer la compra de una finca colindante de 15 hectáreas a un precio de 72.000 euros cada una.

Entre la primera operación y la segunda, realizadas en menos de un año, el Gobierno catalán lleva gastados 6,3 millones de euros sólo en terrenos para la futura prisión: 5,2 con el Ejecutivo de CiU y 1,08 con el actual. El Ejecutivo firmó ayer la compra de la finca, a través del Incasol, al empresario manresano Jordi Mas.

En la primera compra pagó un precio de 124.409 euros por hectárea a la empresa de Manresa Activitats i Territori, SA. La venta había generado una importante plusvalía en poco menos de un año, el tiempo que transcurrió desde la adquisición del terreno de Activitats i Territori a la empresa Molí 3, que lo vendió a poco más de 31.000 euros la hectárea.

El actual Gobierno ha rechazado los terrenos que compró el anterior ante la oposición política y social que generó el proyecto de construir una cárcel en la finca de Les Torres del Bages, un paraje agrícola que el Ayuntamiento de Sant Joan de Vilatorrada quería preservar. Aun así, la plataforma creada bajo el lema El Bages diu no a la presó se mantiene porque entiende que afectará al medio natural.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS