Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SIGNOS

Pura López Cortés une la evocación de la infancia y la herencia del cancionero popular en sus poemas

En una provincia no demasiado sobrada de poetas como es Almería, el nombre de Pura López Cortés es desde hace muchos años una referencia insoslayable. Docente desde los 18 años, presidenta del Ateneo de su ciudad natal, esta escritora es miembro del Instituto de Estudios Almerienses y delegada provincial de la Asociación Colegial de Escritores. Colaboradora habitual de diversos medios especializados, acaba de publicar un nuevo poemario, En la esquina del aire (Ed. Ayuntamiento de Roquetas de Mar), en el que se funden el sentido lúdico, muy adecuado para el público más joven, con la herencia del cancionero popular y la evocación de la infancia: "El reloj de la torre/ lo arrancó el viento./ Desde entonces el pueblo/ no tiene tiempo...".

"Empecé a escribir porque era muy lectora", asegura Pura López Cortés. "Mis padres escribían también, sin pretensiones de publicar, y solían recitarme poemas y me contaban cuentos, de modo que aprendí a leer apenas tuve uso de razón. Ya en la escuela, tuve profesores que me animaron mucho. Cada vez que nos encargaban una redacción me daba la llorera, me sentía incapaz de hacerlo. Pero con 12 años empecé a hacer rimas y tenía muy claro que iba a publicar", recuerda. A pesar de esta precoz determinación, el ingreso de Pura López Cortés en el mundo editorial fue casual, inesperado: "Tuve mucha suerte. Participé en un recital de la Tertulia Indaliana, la única que había en Almería a mediados de los setenta. A las dos semanas, un editor me llamó para proponerme que abriera una colección de poesía joven".

Reconocida ya por la crítica y el público, la almeriense ha condensado en En la esquina del aire toda la experiencia acumulada en muchos años de escritura. "Es un libro que estoy escribiendo desde los 16 años. Fui guardando todo lo que salía, hasta que un día, de buenas a primeras, vi que tenía un pegote de poemas tremendo", afirma Pura López Cortés.

Junto a la veteranía y el oficio, En la esquina del aire pone también de manifiesto la capacidad de la autora para conectar con el lector infantil. "Los poemas no están pensados para los niños, pero son sus destinatarios naturales. Son el material que tengo entre manos todo el santo día, y precisamente por eso se trata de un público que me da miedo, o al menos me impone más respeto. Es un tipo de lector muy exigente, y no quiero defraudarle", dice Pura López Cortés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de mayo de 2004