Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cajas de ahorro destinan sólo un 1% de su inversión empresarial al sector turístico

Isla Mágica acapara más de la tercera parte de los 28,6 millones de gasto total

Las entidades financieras andaluzas tienen una presencia prácticamente testimonial en el sector turístico, pese a ser éste uno de los pilares fundamentales de la actividad económica en la comunidad autónoma. Según un estudio de Cajamar, las cajas de ahorro destinaron en 2001 a sociedades turísticas andaluzas 28,6 millones de euros, por lo que ni siquiera alcanza el 1% de la inversión empresarial total. La mayoría de estas inversiones tiene que ver con centros de ocio y no con sociedades estrictamente turísticas. Además, se concentra en Isla Mágica (Sevilla), proyecto que acapara más de la tercera parte.

Tradicionalmente, el sistema financiero español ha permanecido ajeno al desarrollo del turismo, pese a que el potencial de esta actividad ya se vislumbraba a mediados del siglo XX. Pese a todo, según constata el último número de Mediterráneo económico, colección de estudios de Cajamar, el 94% de las inversiones de la banca española se concentra en siete sectores productivos entre los que no está el turismo -energía, telecomunicaciones, inmobiliario, autopistas, alimentación, aguas y transportes-. Clemente del Río y Juan R. Cuadrado, autores del estudio, atribuyen esta circunstancia al "conservadurismo inversor de las instituciones y a las orientaciones políticas sobre banca industrial y comercial".

El caso andaluz resulta especialmente llamativo por la importancia estratégica del turismo en la economía regional. La gran expansión de las cajas de ahorro andaluzas se produce en la última década, debido en buena parte al redimensionamiento de las mismas por la fusiones, y coincide con el llamado segundo boom del turismo, aunque las entidades financieras han preferido derivar sus inversiones a otros sectores emergentes, acentuar su presencia en la actividad inmobiliaria, de una alta rentabilidad, y mantener una presencia muy débil en el turismo.

Cinco de las seis cajas andaluzas tienen participaciones en empresas turísticas por un montante total aproximado de 28,6 millones de euros. De este volumen total, 10,1 millones corresponden a Unicaja (35,5% del total), 7,7 millones a El Monte (27,1%), 5,7 millones a Caja San Fernando (20%), 4,7 millones a la Caja de Granada (16,6%) y 174.000 euros a Cajasur (0,6%).

Es llamativo el caso del parque Isla Mágica, participado por Unicaja, Caja San Fernando y El Monte, que han invertido en el proyecto unos 10 millones de euros, lo que representa el 34% de la inversión total de las entidades financieras andaluzas en el sector turístico.

En el caso de Caja San Fernando, su participación en Isla Mágica representa el 55% de la inversión global de la entidad, proporción que es algo inferior en el caso de El Monte (41%). El caso andaluz no es una excepción. Los parques de ocio se han convertido en los últimos años en la apuesta de las entidades financieras dentro del sector servicios. Cajamadrid participa en el capital del parque temático de la Warner Bross y la Caixa en Port Aventura, si bien ambas entidades tienen también inversiones en importantes cadenas hoteleras como NH y Occidental, respectivamente.

"Extraordinario potencial"

Según el estudio de Cajamar, "se echa en falta una mayor presencia de las cajas andaluzas en sectores básicos de la actividad turística como son los hoteles y los operadores, e igualmente una clara línea de actuación, además de una apuesta de un modelo turístico basado en la calidad, como el que requiere el extraordinario potencial de Andalucía en este sector, del que depende, en alto grado, su economía".

La principal cadena hotelera de titularidad andaluza, Hoteles Playa, que ocupa el puesto 16 en la clasificación nacional, está participada por Unicaja y El Monte. En el caso de la entidad con sede en Málaga, los 3,6 millones de euros invertidos suponen su principal aportación a la industria turística, por encima de los tres millones de participación en Isla Mágica y los dos millones en Recursos Turísticos de Mijas, sociedad que explota el hipódromo de esta localidad.

Además de en Isla Mágica, Caja San Fernando tiene invertidos 1,4 millones de euros en Proyectos y Desarrollos Turísticos. El Monte cuenta con 2,7 millones de euros en Hoteles Playa y 1,1 millones en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla.

El 83% de la inversión en turismo de la Caja de Ahorros de Granada, 3,9 millones de euros, está concentrado en el complejo de golf Los Corsarios.

Con una posición muy marginal, Cajasur participa con 174.600 euros en la Agencia de Viajes Sur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 2004