Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta, "obligada" a aplicar la LOCE

El Consejo de Ministros aprobó ayer paralizar la polémica ley

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, aseguró ayer que está dispuesta a aplicar la Ley de Calidad de Enseñanza (LOCE) a pesar de que el Consejo de Ministros decidió ayer paralizarla. El PSOE asegura que ni en la Comunidad de Madrid ni en ningún sitio de España será obligatorio ya estudiar religión o transitar o depender de los polémicos itinerarios educativos de la ESO.

Aguirre, en una visita a una residencia de disminuidos físicos en Puente de Vallecas, aseguró que aplicar la LOCE "no es una opción, sino una obligación", y añadió que las leyes "no se derogan por informes gubernamentales, sino por otras leyes posteriores".

La presidenta regional agregó que "a pesar del convencimiento de que el Gobierno de la nación busca la mejora de la calidad de enseñanza, lo que no se puede hacer es generar incertidumbre e inseguridad jurídica ni en los profesores, ni en los centros, ni en los padres", ya que "han de saber que la ley es sólo una: la ley vigente".

La responsable del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid matizó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero puede cambiar las leyes, pero que esto hay que hacerlo "siguiendo los pasos y los trámites que se prevén".

Aguirre recordó los grandes rasgos de la reforma que el Ministerio de Educación quiere aplicar a la LOCE: que los niños de hasta tres años reciban una atención de carácter educativo y no meramente asistencial; que la asignatura de religión no sea ni obligatoria ni evaluable; y que desaparezcan los diversos itinerarios de la ESO y las alternativas a ellos. La Ley de Calidad de la Enseñanza también prevé la institución de la reválida para acceder a la Universidad, en vez de la selectividad.

Réplica

Por su parte, el portavoz socialista de Educación en la Asamblea, Adolfo Navarro, exigió a la presidenta Aguirre que "cumpla la legalidad y aplace el calendario de aplicación de la Ley de Calidad, de acuerdo a lo aprobado hoy [por ayer] en el Consejo de Ministros". Navarro criticó que la presidenta "haya aprobado en las últimas semanas reales decretos de currícula para la aplicación de la Ley de Calidad en la región", lo que considera una "actitud beligerante y agresiva respecto al Gobierno de España".

El portavoz de Educación del PSOE en la Asamblea señaló además que "la Comunidad de Madrid, al igual que el resto, no aplicará los itinerarios, ni la obligatoriedad de la asignatura de religión, ni la reválida, ni la recuperación del carácter educativo de toda la educación infantil al inicio del próximo curso escolar". "El objetivo del PSOE es alcanzar una gran acuerdo nacional sobre las leyes educativas y eso no se puede hacer de la noche a la mañana, porque la nueva ley que se haga tiene que tener visos de durabilidad", apuntó. Navarro explicó "que los libros de texto serán los mismos el próximo curso" y que el "único caos" de la educación pública madrileña "son los bochornosos presupuestos con que cuenta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de mayo de 2004