OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Munícipes insensibles

Una de las características de la dictadura de Franco que muchos españoles tuvimos que soportar era la insensibilidad por parte de las autoridades hacia los problemas de los ciudadanos de a pie. El régimen montaba fastos, celebraciones, homenajes, jubileos, pero se olvidaba, más bien despreciaba, de los problemas de los ciudadanos que tenían que ir a trabajar o a estudiar cada día. De todas formas, era algo lógico en un régimen que no había emanado del pueblo sino de un golpe militar.

Sin embargo, hoy en día, y salvando las distancias, todavía subsisten algunas de estas características en situaciones de nuestros gobiernos locales o nacionales. Todos vivimos en una democracia moderna y estamos contentos por ello, pero a veces aparecen casos de insensibilidad hacia los problemas cotidianos que tenemos los ciudadanos.

Un caso llamativo aparece en el Ayuntamiento de Sevilla. Por fin se han empezado las obras del tan deseado metro. Un eje fundamental para las comunicaciones Este-Oeste en nuestra ciudad, como lo es el eje San Fernando-República Argentina, que ha quedado cortado durante al menos dos años.

Nuestra ciudad, al poseer un casco antiguo de tan grande extensión, quizá el mayor de Europa, dificulta las comunicaciones Este-Oeste. Gran parte de ese tráfico, al ver obstaculizado su recorrido cotidiano se dirige actualmente por la avenida Bueno Monreal hacia el Puente de las Delicias y Avenida Juan Pablo II, lo que bloquea una arteria ya de sí bastante saturada diariamente.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Sevilla y su concejal de Tráfico no han estado a la altura de las circunstancias y no han sabido crear formas alternativas que compensen dichas dificultades.

No se han diseñado medidas extraordinarias para aliviar los atascos, no se han situado guardias de tráfico que mejoren la situación en horas conflictivas, todo se deja al ritmo de los semáforos que, como sabemos, actúan sin tener en cuenta la fluidez del tráfico en cada momento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero lo más hiriente de esta falta de sensibilidad es que, en esta situación extraordinaria, el Ayuntamiento de nuestra ciudad, como si no pasara nada, sitúa la portada de la Feria en el mismo lugar de siempre, cortando una gran avenida que aliviaría grandemente los problemas de tráfico en la zona referida. Si se conocían de antemano los cortes permanentes de tráfico que se iban a realizar en San Fernando y República Argentina, ¿no hubiera sido más inteligente situar la portada en otra zona de la Feria donde no obstaculizase el tráfico de todos aquellos que vamos a trabajar o a estudiar diariamente?

Pero para eso haría falta más imaginación o, al menos, algo de sensibilidad de la que parece que nuestros gobernantes municipales andan algo escasos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS