Reportaje:

Jóvenes aspirantes a Gene Kelly

Más de 300 artistas optan a 22 plazas para trabajar en el elenco del musical 'Cantando bajo la lluvia'

Alejandro Martínez es un experto en selección de espectáculos musicales. En los últimos años, este estudiante de teatro musical, de 24 años, ha suspendido el examen para entrar en el elenco de obras traídas desde Broadway como Mamma mía, Cabaret, Cats, Sonrisas y lágrimas... "Me he presentado a todo lo que me podía presentar", explica. Aunque no superó ninguna de las pruebas, él no ceja en su empeño y sigue intentándolo con las mismas ganas que la primera vez.

El jueves pasado, Alejandro volvió a probar suerte en las pruebas de selección para Cantando bajo la lluvia, obra musical que el catalán Ricard Reguant tiene previsto estrenar el próximo 26 de agosto en el teatro Nuevo Apolo de la capital. "He salido contento", dice este joven, antes de irse a su trabajo. Sobre si las audiciones sirven para algo, este bailarín opina que sirven, sobre todo, para darse a conocer. "Sientes que van viendo cómo progresas", dice, optimista. Paradojas de la vida, Alejandro está empleado como acomodador en el musical Cabaret. También tiene un grupo de teatro no profesional con el que representa obras de vez en cuando.

Como Alejandro, otros muchos estudiantes de teatro se subieron esta semana al escenario del teatro Nuevo Apolo para aspirar al papel que Gene Kelly inmortalizó en la película dirigida por Stanley Donen en 1952. Reguant intentaba animarles: "Si no os llamamos no es porque seáis malos, sino porque sois muchos para muy pocas plazas". El director del musical ya tiene a los actores que formarán el trío protagonista, pero prefiere no adelantar nombres.

Las audiciones para musicales se han convertido para las productoras en una de las principales formas de dar publicidad a una obra de teatro meses antes de su estreno. A la vez, son un reclamo para que cientos de jóvenes procedentes de escuelas teatrales intenten darse a conocer a los grandes directores.

Para las 22 plazas de Cantando bajo la lluvia hay más de 300 candidatos. También ha habido audiciones en Barcelona. La mayoría domina a la perfección el claqué, el baile, el canto y la interpretación. Pero son pocos los finalmente elegidos. "Estamos buscando al actor completo. Y como algo especial, queremos encontrar a la chica protagonista, que tiene que tener aspecto de Jean Harlow. Eso es lo que más nos está costando encontrar entre las aspirantes", explica Reguant.

Anna Regado, de 18 años, también ha probado en audiciones de más de cuatro musicales a pesar de su juventud. "Aunque no te escojan, los castings sirven para darte a conocer", explica también Regado.

En las carteleras madrileñas conviven actualmente seis musicales Siete novias para siete hermanos, We will rock you, Spiderman, Cabaret, Cats y El fantasma de la ópera. "No hay sitio para todos. Es el público el que finalmente escoge", señala Reguant, que dirige Siete novias para siete hermanos.

Cantando bajo la lluvia será estrenado en agosto a modo de prueba y a precios más baratos. En septiembre, con todo absolutamente a punto, será el estreno oficial. Sus responsables prometen sorpresas, como que en el famoso número en el que Gene Kelly danzaba bajo la lluvia, en el escenario lloverá de verdad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2004.

Lo más visto en...

Top 50