Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno busca un resquicio legal para revisar las licencias de transporte terrestre

El Gobierno catalán busca un resquicio legal para poder revisar -y anular si procede- las concesiones de transporte por carretera que el anterior Ejecutivo de CiU decidió prolongar por un periodo de 25 años poco antes de las pasadas elecciones autonómicas. El secretario de Movilidad, Manel Nadal, dijo ayer en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) que la decisión del Gobierno de CiU "ata de pies y manos" al actual Ejecutivo a la hora de desarrollar una política coherente de movilidad. La decisión del Gobierno de CiU de ampliar la concesión a unas 70 empresas de transporte regular de viajeros ya fue criticada en su momento por el PSC, que la calificó de "blindaje arbitrario" por el temor de los convergentes a un cambio de Ejecutivo. Las concesiones se derivan de una ley de 1987 que establecía que éstas durarían 20 años -es decir, hasta 2007- y que luego serían revisadas. Pese a ello, un decreto de mayo del año pasado establece la posibilidad de prolongarlas. "Antes de ampliar las concesiones se debería haber elaborado un plan global de ordenación del sistema de transporte público catalán para advertir mejor las necesidades de servicio", añadió Nadal.

El secretario de Movilidad, que participó en un debate organizado por el Centro de Documentación y Debate de la Ingeniería Civil y el Medio Ambiente (Cddecma), anunció que el Gobierno tripartito redactará planes de movilidad territoriales para las áreas urbanas de Girona, Tarragona y Lleida. "Además, habrá una autoridad del transporte en cada uno de estos territorios", agregó. Nadal también dijo que se crearán carriles bus en algunas autopistas del área metropolitana y en las entradas a Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 2004