Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves es reelegido presidente de Andalucía con los votos del PSOE

La oposición le acusa de rebajar las demandas al Gobierno central

Manuel Chaves es desde ayer, por quinta vez, presidente de la Junta de Andalucía. La sesión de investidura se resolvió con el apoyo de la mayoría absoluta socialista (61 de 109 diputados), los votos en contra del PP (36, faltó un diputado) y la abstención de IU (seis) y del Partido Andalucista (cinco), socios de gobierno del PSOE hasta ayer y durante ocho años. La oposición acusó a Chaves de bajar el listón de las reivindicaciones autonómicas por la llegada del también socialista José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa.

Las relaciones con el Gobierno central tras la victoria del socialista José Luis Rodríguez Zapatero marcaron ayer los debates de los portavoces de la oposición con Manuel Chaves. Con distintas graduaciones y de menor a mayor intensidad, Antonio Ortega (PA), Concha Caballero (IU) y Teófila Martínez (PP) fueron subiendo por ese orden a la tribuna para expresar su "preocupación", "desconfianza" porque Chaves caerá en la "afonía política" a la hora de plantear las mismas demandas que Aznar al nuevo presidente del Gobierno central.

Con diferencia, la más descreída respecto a los compromisos del presidente de la Junta fue la portavoz del PP, quien a lo largo de su intervención mantuvo el mismo tono enérgico que en los cuatro años pasados. Martínez aseguró que la Junta ha mantenido una actitud de "confrontación" con los gobiernos del PP y que, tras la victoria de Zapatero, el PSOE "ya no necesita" de esta estrategia, por lo que instó a Chaves a "demostrar muy rápidamente que los intereses generales que defendía era de los andaluces" y no caiga "en la afonía política" que mantuvo con Felipe González, "aunque empiezan a percibirse los primeros síntomas".

Martínez exigió el pago de la deuda del sistema de financiación (2.500 millones) en "48 horas" y la liberación del peaje de la autopista a Cádiz "ya". "Que me exijan lo que no han sido capaces de exigirle a su propio Gobierno me lo esperaba", comentó el socialista.

Martínez, fiel a su impronta, aprovechó su intervención para defender con ahínco la pasada gestión del PP y también en su línea pronosticó que el socialista caerá en el incumplimiento, una crítica que Manuel Chaves no dejó pasar: "Habla de incumplimientos y olvida que el 14 de marzo los andaluces avalaron el proyecto del PSOE".

Martínez rompió su guión al presentar propuestas alternativas del PP (ofreció hasta media docena de pactos al socialista) y al dejar dicho, por primera vez, en el diario de sesiones del Parlamento que su grupo participará en la ponencia que estudiará la reforma del Estatuto, un anuncio que el nuevo líder del PP andaluz, Javier Arenas, ya había hecho 24 horas antes. "Valoro que haya rectificado porque el debate autonómico va a ser irreversible e inevitable", subrayó el socialista.

También la portavoz de IU, Concha Caballero, mostró su sospecha de que Chaves bajará el tono de sus reivindicaciones a Madrid "no porque lo exija Zapatero", sino por propia decisión del presidente de la Junta.

"Insobornable"

El presidente del grupo andalucista, Antonio Ortega, quien fue hasta ayer consejero de Turismo con el Gobierno del PSOE, sacó el perfil más nacionalista de su formación y aprovechó para pedir a Chaves una larga lista de transferencias. El secretario general del PA advirtió de que hará una oposición firme e "insobornable" y defenderá "sin concesiones" los intereses de los andaluces.

En línea con lo que ha venido diciendo desde que Chaves recobró la mayoría absoluta, Ortega dijo que ha detectado señales "inquietantes" de que el PSOE andaluz se ha "dulcificado ante el Gobierno amigo", en referencia a una supuesta relajación de las reivindicaciones de Andalucía en Madrid después de la victoria de Rodríguez Zapatero. Sin muchos preámbulos, el andalucista solicitó a Chaves un calendario sobre las transferencias de las competencias de los parques nacionales, las cuencas hidrográficas, los ferrocarriles de cercanías, puertos, aeropuertos y los parques nacionales.

También reclamó que se renegocie con Rodríguez Zapatero las transferencias de salud y educación, ya que en su día se traspasaron mal dotadas. Antonio Ortega no olvidó introducir en sus peticiones la comarcalización de Andalucía y la conexión por AVE del litoral.

A todos ellos, Chaves les dijo que no bajará la guardia porque le va su palabra. El socialista aseguró que no cambiará su planteamiento respecto a la liquidación de la deuda del anterior modelo de financiación. "Es urgente para mí y tengo el compromiso del presidente del Gobierno de que este tema se resuelva porque mi credibilidad y la de Rodríguez Zapatero depende de una solución rápida y justa".

Chaves afirmó que en los próximos días pedirá una entrevista a Zapatero y que, además de la deuda de la financiación, planteará que la inversión del Estado en Andalucía se haga en relación "con el peso poblacional" de la comunidad (18%) y se recoja en los Presupuestos Generales. Y en las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera, Andalucía defenderá el "reconocimiento del hecho diferencia andaluz".

En esta línea abundó el portavoz del grupo socialista, José Caballos, que no ahorró críticas al PP por sus "22 años buscando el centro" y a IU, a la que recordó sus antiguas alianzas con el PP: "No vamos a pasar de la reivindicación al felpudo. En todo caso el que no se sienta aquí y manda en el PP es el que ha pasado del felpudo a la reivindicación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 2004