Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder socialista alerta del peligro de un Consell "en descomposición"

Joan Ignasi Pla fue breve pero rotundo cuando ayer fue preguntado por el proceso de división interna del PP valenciano. El PSPV-PSOE pidió hace cuatro días a los populares un ejercicio de responsabilidad para que sus desencuentros no salpicasen a la acción del gobierno autonómico y mucho menos convirtieran a la institución o a sus miembros en moneda de cambio para la resolución del problema.

Ayer, el secretario general del PSPV-PSOE y principal líder de la oposición en las Cortes Valencianas reiteró su preocupación e instó a los populares a que resuelvan cuanto antes "sus problemas" tras la renuncia de Eduardo Zaplana a la presidencia regional del partido, un cargo que se disputan los populares fieles al ex ministro portavoz y los liderados por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

"El Gobierno valenciano está completamente paralizado"

"El gran riesgo para esta comunidad autónoma es un gobierno en descomposición y un partido, el PP, totalmente destrozado", manifestó Pla sin ambages.

En opinión del secretario general del PSPV-PSOE, los políticos del PP se están demostrando más preocupados por atender sus problemas internos. "No queremos inmiscuirnos en sus querellas internas, pero, en estos momentos, el Gobierno está completamente paralizado y el presidente de la Generalitat se encuentra completamente desautorizado por sus compañeros de partido", aseguró

Pla lamentó que la Comunidad Valenciana cuente con un presidente de la Generalitat en el que no confían ni los miembros de su propio partido. "La grave crisis que afecta al PP valenciano está perjudicando seriamente a los ciudadanos porque cuentan con un gobierno que no gobierna y con un presidente más preocupado en ganar la batalla por la presidencia regional del PP que por coger las riendas del Consell y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos", concluyó.

En Castellón, el secretario de Relaciones Institucionales del PSPV y vicepresidente de las Cortes Valencianas, Joaquim Puig, emplazó al presidente Camps a gobernar, "pues las diferencias internas del partido no deben impedir el desarrollo normal de la actividad ni tampoco el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el debate de investidura". Según Puig, Camps sólo ha demostrado hasta la fecha "su ineficacia e incapacidad como presidente para liderar con fuerza el futuro de la Comunidad Valenciana".

En opinión del dirigente socialista, el PP ha intentado dar una imagen permanente de unión y ahora se visualizan las diferencias que hay en todos los partidos.

"Solo exigimos que para resolver estas diferencias haya procesos transparentes, pues ningún partido es propiedad de sus militantes, y lo que no permitiremos es que sus luchas atenacen las instituciones o les haga caer en el ridículo más espantoso. Puig se refería así al gesto que la pasada semana tuvo el presidente de las Cortes Valencianas, el popular Julio de España, cuando plantó a los presidentes de los parlamentos autonómicos, reunidos en Valencia, para tratar en Madrid sobre la división del PP valenciano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2004