Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destrozos en Gràcia tras un enfrentamiento entre la Guardia Urbana y 'okupas'

La Guardia Urbana de Barcelona cargó ayer contra unos 80 okupas que pretendían celebrar un acto lúdico en la plaza de la Virreina, en Gràcia. Durante el enfrentamiento se produjeron numerosos destrozos en el mobiliario urbano y diversos jóvenes y ocho agentes sufrieron contusiones.

Según la Guardia Urbana, la carga policial fue "disuasoria", y su objetivo, que los jóvenes, entre los que no se produjo ninguna detención, desistieran de su intento de montar puestos informativos en la plaza, donde un grupo de feriantes estaba celebrando una acto lúdico autorizado.

Hacia las once de la mañana, agentes de la Guardia Urbana informaron a los okupas, que también pretendían celebrar una comida en el lugar, de que no podían montar sus tenderetes, para lo que la pasada semana se les había denegado el permiso.

Según portavoces de la Asamblea de Casas Okupadas, la pretensión de los jóvenes era informar a los vecinos de los problemas del barrio, para lo que habían organizado exposiciones fotográficas y juegos para niños.

La Guardia Urbana aseguró que había pedido en cinco ocasiones a los jóvenes que abandonaran el lugar, pero poco antes de las dos de la tarde los okupas volcaron un contenedor de recogida selectiva de vidrio y empezaron a lanzar contra los agentes botellas, piedras y partes de un andamio levantado en la plaza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de abril de 2004